ESTÁS LEYENDO...

La obesidad infantil aún no preocupa lo suficiente...

La obesidad infantil aún no preocupa lo suficiente

La obesidad infantil aún no preocupa lo suficiente

Según el IV Observatorio Nestlé sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias, el exceso de peso no preocupa lo suficiente a los padres. De hecho, 1 de cada 3 padres consciente del sobrepeso de sus hijos declara que le inquieta “algo” o “poco o nada”. Así lo muestran los resultados de un estudio realizado mediante 1.078 entrevistas online y mediante un diario de consumo a familias con hijos de 3 a 12 años, residentes en España (marzo de 2017). En esta edición, el estudio ha querido profundizar en la falta de concienciación sobre el problema de la obesidad infantil en España. La mayoría de padres de niños con sobrepeso no son conscientes del problema y los que lo son lo perciben únicamente como una situación pasajera.

El estudio, promovido por Nestlé, ha sido realizado por la firma de investigación de mercados IPSOS en base a un cuestionario diseñado con el asesoramiento del doctor Rafael Casas, psiquiatra y experto en promoción de hábitos de salud y en obesidad infantil.

El 12% de los niños españoles padece obesidad, un 18% tiene sobrepeso, un 62% presenta un peso normal y el 8% restante, bajo peso. «En las familias hay todavía una insuficiente concienciación y una escasa percepción de la gravedad que puede llegar a tener la obesidad infantil. Para prevenirla eficazmente se requiere aumentar esta conciencia y, a su vez, aportar herramientas e información a las familias para conseguir una alimentación y un estilo de vida más saludables para sus hijos», afirma Casas.

Los resultados del estudio ponen de manifiesto que el problema de la obesidad y del sobrepeso infantil viene, en muchos casos, determinado por unos malos hábitos alimentarios y por la falta de información y de concienciación de los padres. Pese a que el 82% afirma que sus hijos tienen un peso normal, la realidad es que sólo el 62% cumple el requisito.

Por otro lado, sólo el 27% de los padres cuyos hijos tienen exceso de peso es consciente del problema. Entre éstos, a 1 de cada 3 le preocupa “algo” o “poco o nada”, entre otras razones porque consideran que se trata de una situación pasajera y no creen que tengan que tomar medidas al respecto. Sin embargo, cabe destacar que en el caso contrario —es decir, cuando el niño está por debajo del peso que se considera normal—, un 47% de los padres acude al pediatra para tratar la situación.

Lo que creen los padres

Según los dados a conocer por este organismo con motivo del Día Nacional de la Nutrición que se celebra el 28 de mayo, sólo el 17% de los padres da a sus hijos la fruta recomendada, y aunque el 69% de los padres afirma que conoce la cantidad de fruta que hay que ofrecer diariamente a los niños (3 raciones), sólo hace lo correcto el 17%.

También sobran hidratos de carbono y faltan verduras y hortalizas. En este sentido, los expertos en nutrición recomiendan que el 50% del plato esté compuesto por verduras y hortalizas, el 25% por hidratos de carbono y el 25% restante por proteínas. La realidad, sin embargo, corresponde a estas proporciones en las comidas principales: 25% verduras y hortalizas, 56% hidratos de carbono y 19% proteínas.

  • El 82% de los padres españoles considera que su hijo tiene un peso normal; un 10 %, bajo peso y el 8% restante, sobrepeso.
  • Sin embargo, la realidad es que el 30% de los niños españoles presenta sobrepeso u obesidad.
  • 1 de cada 3 padres consciente del sobrepeso de sus hijos declara que le inquieta “algo” o “poco o nada”.
  • Por otro lado, a más del 50% de los padres de niños con obesidad les preocupa que su hijo coma menos de lo que necesita.
  • Fruta: el 69% de los padres afirma que conoce la cantidad de fruta que hay que ofrecer diariamente a los niños (3 raciones), pero en realidad únicamente hace lo correcto un 17%.
  • Verdura: aunque un 66% de los padres dice que sabe las raciones de verdura que recomiendan los expertos (2 al día), sólo un 54% da a sus hijos la cantidad aconsejada.
  • Sobran hidratos de carbono: en las comidas principales, los niños consumen más del doble de la cantidad recomendada de hidratos de carbono.

Los 7 años, un punto de inflexión

1 2




¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.