ESTÁS LEYENDO...

La ONU insta a luchar contra las resistencias a lo...

La ONU insta a luchar contra las resistencias a los antibióticos

La ONU insta a luchar contra las resistencias a los antibióticos

Solo en cuatro ocasiones a lo largo de la historia un tema sanitario se ha incluido en la agenda de la Asamblea General de la ONU

Los 193 Estados miembros de Naciones Unidas, en el seno de la 71ª sesión de la Asamblea General, han firmado un plan de acción para luchar contra la amenaza de las resistencias bacterianas. En el acuerdo se insta a los países al cumplimiento, con un plazo de dos años, de tres compromisos fundamentales: desarrollar sistemas regulatorios y de vigilancia para el uso y venta de antimicrobianos para seres humanos y animales; promover la innovación en el desarrollo de nuevos antibióticos y mejorar el diagnóstico rápido; y educar a los profesionales sanitarios y a la población sobre cómo prevenir las resistencias bacterianas.

En opinión de la SEIMC (Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica), este acuerdo alcanzado hoy en la ONU es una gran noticia, ya que significa un punto de inflexión en la escalada -hasta ahora imparable- de las resistencias bacterianas, tal y como lo fue en su momento para el VIH. Es el momento adecuado para que los países trabajen de manera coordinada. En el caso de España, tenemos aún más tarea por hacer debido a que nuestros indicadores de resistencia y de consumo de antibióticos son menos alentadores. Sin embargo, contamos con profesionales preparados y estructuras necesarias en los diferentes sistemas sanitarios territoriales para luchar contra las resistencias bacterianas.

El objetivo de la inclusión de este tema en la agenda de la Asamblea General anual ha sido establecer un mecanismo de coordinación al más alto nivel que facilitase, por un lado, la sensibilización mundial para la lucha contra las resistencias y el agotamiento de los antibióticos y, por otro, la movilización derecursos a nivel global y nacional de cada Estado miembro de la Naciones Unidas. Es sólo la cuarta vez en la historia que un tema de índole sanitario se trata en la Asamblea General de la ONU (los otros tres fueron el VIH, las enfermedades no transmisibles y el Ébola). Por lo tanto, este hecho ha significado el reconocimiento de la resistencia antimicrobiana como amenaza global y la necesidad de una acción global para afrontarla.

En palabras del Dr. Rafael Cantón, presidente de la SEIMC, “este pronunciamiento cobra aún más importancia al estimarse que este año morirán 700.000 personas en el mundo por infecciones causadas por bacterias multirresistentes y que, de seguir así, en el 2050, diez millones de personas fallecerán cada año, superando las muertes por cáncer”. A nivel europeo, y con cifras del reciente Informe O`Neill, las bacterias multirresistentes provocan anualmente 25.000 muertes y un gasto de 1.5 billones de euros.

Todos estos datos vienen a reforzar el mensaje de alarma que ha venido realizando la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así lo ha mostrado su directora, Margaret Chan, que en 2014 dijo que “las resistencias bacterianas eran una gran amenaza para la salud pública mundial”, o el de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (IDSA), que en el año 2007 comunicó: “los antibióticos están acabando, es la hora de actuar”. A su vez, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha dado a conocer un “Plan de Acción sobre la resistencia a los antimicrobianos, 2016-2020”, con la idea ayudar a los países a desarrollar estrategias para hacer frente a la propagación del uso de antimicrobianos y resistencia en sus cadenas de suministro de alimentos.




La resistencia antimicrobiana en España
En este escenario internacional, España destaca negativamente. Así, el consumo extra-hospitalario de antimicrobianos en el año 2013 fue un 48% superior al de Alemania según datos de la European Surveillance of Antimicrobial Consumption Network (ESAC-Net). Por si esto fuera poco, explica el Dr. Rafael Cantón, presidente de la SEIMC, “el conocimiento de la población en España sobre los antibióticos es muy inferior a la media europea”. Únicamente el 37% de españoles sabe que los antibióticos no sirven para matar a los virus (datos del Eurobarómetro).

España aprobó en 2013 un plan de lucha contra las resistencias. El documento está terminado, pero aún no hay resultados porque el plan no se ha puesto en marcha. Para ello, explica el Dr. José Miguel Cisneros, vicepresidente de la SEIMC, es necesario financiación y formación: “Financiación suficiente para hacer frente a la magnitud de las tareas que se recoge en el plan y formación porque es la herramienta clave en la lucha contra las resistencias”. Por eso la SEIMC, junto con la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, está preparando un programa “AMS-PROA excelencia” con los objetivos de realizar la formación específica de los profesionales sanitarios y certificar los equipos locales de los programas de optimización de antimicrobianos (PROA).

Sin embargo, desde la SEIMC advierten que estas medidas no son suficientes. En primer lugar, es necesario el reconocimiento de la especialidad de Enfermedades Infecciosas para formar infectólogos con el mayor nivel de conocimiento y competencias en el buen uso de los antibióticos, el manejo de las infecciones por las bacterias resistentes y la formación transversal de otros especialistas. En segundo lugar, se requiere mantener el excelente nivel científico-técnico de los microbiólogos españoles y retirar la amenaza que para ello supone el Real Decreto de Troncalidad.

La amenaza de las infecciones por bacterias multirresistentes es formidable, pues además de las muertes que provoca, pone en riesgo la medicina moderna y todos sus beneficios. Como advierte el Dr. José Miguel Cisneros, “sin antibióticos no se pueden realizar trasplantes, ni administrar quimioterapia para al cáncer, ni realizar cirugías complejas. Necesitamos especialistas muy bien formados que lideren la lucha contra las bacterias y salven a los antibióticos para que sigan siendo útiles por generaciones”.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.