ESTÁS LEYENDO...

La osteoporosis. infórmate y actúa.

La osteoporosis. infórmate y actúa.

Cuando se tiene cierta edad es de naturaleza obligada
hacerse una serie de preguntas. Conocer sus respuestas te dará una vejez mucho
más placentera

  1. ¿Qué es
    la osteoporosis?

La
osteoporosis es una enfermedad frecuente que se caracteriza por la debilidad y pérdida
de masa ósea.

  1. ¿Qué
    implica la debilidad ósea?

La
debilidad ósea aumenta el riesgo de sufrir una fractura, lo que supone una
pérdida total o parcial de la autonomía.

  1. ¿Cómo
    se pierde el hueso?

El
hueso es un tejido vivo que se renueva permanentemente a lo largo de nuestra
vida, gracias al funcionamiento de dos tipos de células óseas: los osteoclastos y los osteoblastos. Los primeros se encargan
de destruir el hueso antiguo cavando agujeros que los osteoblastos vienen a
rellenar de proteínas necesarias para fabricar el hueso nuevo. El tejido nuevo
generado se calcifica gracias al calcio. Esto es lo que médicamente se conoce
como remodelación ósea. Este mecanismo de destrucción-formación del hueso se
equilibra gracias a una regulación muy precisa en la que intervienen numerosos
factores: vitamina D, hormonas sexuales, hormonas tiroideas, cortisol? Si alguno de estos factores no está regulado el
equilibrio se rompe y la remodelación ósea no puede hacerse normalmente. El
hueso se deteriora y se vuelve frágil, terminando por romperse.

  1. ¿A qué
    edad se empieza a perder el hueso?

El
hueso envejece de forma natural y va perdiendo un 0,5 % de su densidad al año
desde que cumplimos 30 años. En la mujer, la pérdida de masa ósea se acelera
con la menopausia, llegando a perder entre un 3 y un 5 % anual durante los
primeros 2 o 3 años, y entre un 1 y un 2 % entre los cinco y los diez años
siguientes. Debido al déficit de estrógenos (hormonas sexuales) que se produce
en esta etapa, los osteoclastos destructores del
hueso se aceleran y la masa ósea disminuye notablemente. La carencia de calcio
y de vitamina D acelera este proceso.

  1. ¿Cuáles
    son las causas de la osteoporosis?

Además
de la menopausia (natural o quirúrgica) y el envejecimiento, otras causas que
inducen la osteoporosis son el tratamiento prolongado con corticoides, el
exceso de funcionamiento de la glándula paratiroidea  o de la tiroides, algunas enfermedades
crónicas (del intestino, poliartritis reumatoide,
insuficiencia renal severa?). Otras causas posibles son la anorexia mental (por
insuficiencia en el aporte alimentario), una inmovilización prolongada (por la
falta de ejercicio), y la pérdida crónica de calcio en la orina, que se debe
normalmente a un consumo excesivo de carne y/o de sal y/o de cafeína.

 

  1. ¿Cuándo
    hay que inquietarse?

En
la mujer, siempre que haya factores de riesgo de osteoporosis: antecedentes
familiares, adelgazamiento, menguamiento, tabaquismo, pérdida de talla? Y por
supuesto, en caso de haberse producido una fractura de muñeca o del cuello del
fémur, de aplastamiento de vértebras después de un traumatismo pequeño, o en presencia
 de dolores y deformaciones de la columna
vertebral. Después de los 75 años la mayoría de las personas tienen carencia de
calcio (por una alimentación deficitaria), y de vitamina D (se exponen poco al
sol). Además, los ancianos hacen poco ejercicio físico y se caen con más
facilidad (disminución de la visión, vértigos, andar más inseguro?).

  1. ¿Afecta
    también a los hombres?

Si,
aunque en una proporción mucho menos importante. Sin embargo, también en este
colectivo son factores de riesgo los antecedentes familiares, el
adelgazamiento, los regímenes bajos en calcio, la toma de corticoides a largo
plazo, y la presencia de algunas enfermedades crónicas. Aunque no viven el
proceso de la menopausia, con cierta edad los hombres también sufren la
carencia de hormonas sexuales (testosterona), de calcio y de vitamina D.

  1. ¿Y a
    los niños?

En
los casos de enfermedad ósea congénita, de artritis idiomática juvenil, o en
caso de tratamiento prolongado con corticoides, un niño también puede tener
osteoporosis. Y como en los adultos, puede agravarse ante carencias de calcio y
de vitamina D o por una actividad física insuficiente. En los adolescentes, la
anorexia o los regímenes adelgazantes muy severos y pobres en calcio también
pueden desencadenarla. La práctica excesiva de un deporte (como el maratón),
puede igualmente provocar un problema del apetito y perturbaciones hormonales
como la ausencia de reglas, lo que constituye una auténtica menopausia precoz y
entraña una pérdida ósea importante.

  1. ¿Cuáles
    son las fracturas más frecuentes?

v     
El aplastamiento
vertebral, que no es otra cosa que microfracturas
vertebrales que pueden confundirse en un principio con dolores de la columna
ligados a una artrosis (pinzamientos discales, por
ejemplo).

v     
Las fracturas del
antebrazo.

v     
Las fracturas del
cuello del fémur, las más peligrosas.

v     
En definitiva,
todos los huesos pueden romperse por fragilidad ósea, excepto el cráneo, la
columna cervical, la mano y los dedos.

  1.  ¿Qué es la densitometría ósea?

Consiste
en un examen radiológico clave para el diagnóstico de la osteoporosis, que no
precisa de inyección y es indolora. Con esta prueba se mide la masa ósea
expresada en gramos por centímetro cuadrado (g/cm2), ya sea al nivel
de la columna vertebral, del cuello del fémur o más raramente, del puño. El
resultado obtenido se compara con unos valores de referencia, bajo el mismo
principio que el que se aplica con las curvas de crecimiento de los niños (los
conocidos ?percentiles?). Pero aquí medimos a la
inversa, ya que lo que se calcula es el ?decrecimiento? o la insuficiencia
ósea, tomando como referencia la media de la población normal de la mima edad y
sexo. Esta prueba debe ser obligatoria a partir de los 60?65 años, edad a
partir de la cual se puede poner un tratamiento antes de que sea demasiado
tarde. Los médicos no la indican, por lo tanto, hasta que no sobreviene la
menopausia, salvo en los casos en los que haya habido un desarreglo de la
glándula tiroides, o se haya estado sometida a tratamientos prolongados con
corticoides.

  1.  En caso de osteoporosis, ¿conviene seguir
    un régimen alimentario?

Siempre
que se tenga osteoporosis es conveniente incluir una alimentación rica en
calcio, que contenga al menos cuatro productos lácteos diarios. También es
bueno tomar un litro y medio de agua al día, que tenga preferentemente un
contenido en calcio de 200 mg/litro. Tampoco hay que
abusar de la sal, de la carne ni de los huevos. Una táctica para enriquecer con
calcio las comidas es espolvorear queso rallado sobre las ensaladas o las
pastas, hacer que abunden las salsas hechas con leche como la bechamel, y los
purés de patatas enriquecidos con leche. Si tienes miedo a engordar, puedes
optar por la leche semidesnatada o desnatada, por los
yogures o productos lácteos con un 0% de materia grasa. Y por supuesto, hay que
olvidarse del tabaco.

  1. ¿Cuáles
    son los tratamientos actuales?

La
Terapia Hormonal Sustitutiva a base de estrógenos y progestágenos,
constituye un tratamiento preventivo eficaz, y está indicado desde el momento
en que sobreviene la menopausia. No obstante, la THS debe hacerse bajo estricto
control médico y de forma individualizada, sin olvidar los riesgos (mayor
riesgo de cáncer de mama) que una terapia a largo plazo (más allá de cinco
años), podría tener, según las últimas investigaciones. Los tratamientos a base
de calcio vitamina D y los bifosfonatos pueden
evitar las posibles fracturas y frenar la evolución de la osteoporosis.

Valores aproximados de calcio en los alimentos

v     
Un vaso de leche
(180 ml) o un yogur (125 g) aporta 200 mg de calcio.

v     
Entre los quesos,
son las pastas cocidas (emmental, cantal, beaufort, camembert?) los que más
calcio contienen: 20 g de queso gruyère aportan 200 mg de calcio; para conseguir la misma cantidad de calcio
son necesarios 50 g de camembert, 100 g de queso de
cabra y 170 g de brie.

v     
Un huevo contiene
28 mg de calcio.

v     
200 g de
legumbres verdes contienen 94 mg de calcio.

v     
200 g de patatas
equivalen a 20 mg de calcio



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page