ESTÁS LEYENDO...

La preeclampsia en el embarazo sobrecarga el traba...

La preeclampsia en el embarazo sobrecarga el trabajo del corazón y disminuye el bombeo de la sangre

La preeclampsia en el embarazo sobrecarga el trabajo del corazón y disminuye el bombeo de la sangre

Un estudio reciente ha concluido que la preeclampsia, asociada a la hipertensión arterial durante el embarazo, daña la capacidad del corazón para relajarse entre contracciones, provocando exceso de trabajo del órgano y disminuyendo su capacidad para bombear sangre, lo que aumenta significativamente el riesgo de insuficiencia cardíaca, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Debido a que el ventrículo derecho se “acorta” o se contrae durante la contracción del corazón, los investigadores de este estudio pudieron ver una diferencia del 5 por ciento en el cambio de la forma del corazón en aquellas con preeclampsia severa en comparación con los controles sanos. Así lo explican los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) en este estudio en el que utilizaron la tecnología de imágenes para estudiar la actividad de bombeo y relajación de los corazones en embarazadas con preeclampsia. “Aunque tenemos formas de identificar y manejar factores de riesgo en muchas mujeres, la preeclampsia severa a veces llega sin advertencia”, señala Arthur Jason Vaught, profesor asistente de Ginecología y Obstetricia en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en la revista Journal of the American College of Cardiology.

Debido a que la Universidad Johns Hopkins trata muchos embarazos de alto riesgo, los investigadores pudieron identificar a 63 mujeres con preeclampsia severa para su estudio, junto con 36 sanas. Definieron la preeclampsia severa como tener una presión arterial superior a 160/110; niveles anormales de proteína en la orina que reflejan daño renal; diagnóstico de daño renal o hepático; fluido en los pulmones; bajo recuento de plaquetas y/o problemas de visión. Todas las participantes se sometieron a una ecocardiografía para obtener imágenes del corazón a las 33 semanas de embarazo. Los resultados de las imágenes mostraron que las mujeres con preeclampsia severa tenían mayores presiones de contracción en los ventrículos derechos del corazón y un promedio de 31 milímetros de mercurio en comparación con el grupo saludable con 22 milímetros de mercurio.

En mujeres con preeclampsia, la aurícula izquierda era aproximadamente 3 centímetros al cuadrado más grande que la de las de mujeres sanas. Este fue otro signo de agrandamiento del corazón y exceso de trabajo, dicen los investigadores. Y las paredes de los corazones en las mujeres con preeclampsia eran, en promedio, 0,2 centímetros más gruesas que las de las mujeres sanas, lo que muestra que el corazón está trabajando más de lo normal. Seis de las mujeres con preeclampsia severa también tenían edema pulmonar periparto, que se caracteriza por una acumulación de líquido en los pulmones, causando hinchazón, dificultad para respirar y otras complicaciones tanto para la madre como para el feto.

“El daño causado a la capacidad de bombeo del corazón durante el embarazo en mujeres con preeclampsia es sorprendente, y tiene sentido que este tipo particular de daño los expone a un mayor riesgode enfermedad cardíaca y accidentes cerebrovasculares en el futuro”, ha concluído Vaught.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.