ESTÁS LEYENDO...

La prevención y los hábitos saludables, claves en ...

La prevención y los hábitos saludables, claves en el cuidado de la salud de la mujer

La prevención y los hábitos saludables, claves en el cuidado de la salud de la mujer

La prevención es salud. Por esta razón, cada día más mujeres llevan un estilo de vida saludable y deciden someterse a chequeos periódicos con el objetivo de detectar enfermedades de una forma precoz, lo que eleva sus posibilidades de éxito del tratamiento. El cuerpo femenino sufre cambios continuos, por lo que las revisiones periódicas cobran especial importancia. Son la única forma de asegurar en cada momento que el estado de salud es óptimo.
 Mujer tumbada en la arena de la playa
En concreto, el equipo de especialistas del Programa Ginecológico de Sanitas recomienda a las mujeres que se realicen revisiones ginecológicas de forma periódica a partir de los 19 años y hasta después de la menopausia. Además, a partir de los 40 años es especialmente relevante realizarse de forma anual  mamografías con el fin de detectar la posibilidad de un cáncer de mama. Gracias al diagnóstico precoz, la tasa de mortalidad a causa de este tumor ha disminuido considerablemente.

Patología mamaria benigna, miomas uterinos y patología endometrial benigna son algunas de las enfermedades más comunes que detectan los  profesionales médicos de Sanitas en mujeres que se  realizan el Programa Ginecológico. Las revisiones periódicas también sirven para diagnosticar otras patologías como la cervicitis, la candidiasis vulvo-vaginal o la atrofia vulvar.

Las enfermedades cardiovasculares, las más beneficiadas por la prevención
Los antecedentes familiares, la existencia de enfermedades prevalentes como la obesidad o la hipertensión, y determinados hábitos de vida como el sedentarismo o el estrés, pueden favorecer la aparición de problemas en la salud de la mujer como son las enfermedades cardiovasculares. Las valvulopatías, las arritmias y la insuficiencia venosa son las patologías más habituales detectadas en mujeres que se someten al examen cardiológico del Programa.

La cardiología es una de las especialidades médicas en la que mayores beneficios se han detectado gracias a la medicina preventiva, según el equipo médico del Programa Mujer de Sanitas. En opinión de estos expertos, el control de factores de riesgo que favorecen la aparición de enfermedades cardiológicas es fundamental ya que la probabilidad de padecerlas se reduce.

Además, con el objetivo de que las mujeres conozcan cuál es exactamente su estado de salud, se completa con un análisis de sangre y una revisión dermatológica que incluye una revisión de manchas y lunares, prevención de melanomas, estrías y alopecia.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?