ESTÁS LEYENDO...

La reducción de la carga viral en pacientes con VI...

La reducción de la carga viral en pacientes con VIH permite un estilo de vida normal

Gracias a los avances en el tratamiento antirretroviral, la esperanza de vida de los pacientes con VIH que consiguen controlar la infección con terapia antirretroviral y recuperar el sistema inmunitario tienen el mismo índice de mortalidad que la población general.  Sin embargo, los profesionales sanitarios que tratan esta infección debaten sobre las mejores pautas de tratamiento para conseguir que estos pacientes tengan una vida lo más normalizada posible en términos sociales y laborales.

Los objetivos del Congreso de SEINORTE, celebrado este fin de semana en Vitoria, han sido la puesta en común de los últimos avances en determinadas patologías infecciosas como el VIH. Durante la Reunión se han resumido las novedades de los últimos congresos internacionales en esta área y en ella han participado importantes especialistas nacionales e internacionales que han analizado las comorbilidades que presentan estos pacientes.

En este sentido, el Dr. Xabier Camino Ortiz de Barrón, especialista en Medicina Interna del Hospital Donostia y presidente de SEINORTE, señala que “actualmente el VIH se ha convertido en una patología crónica, pero nuestros pacientes van envejeciendo y aparecen ciertas morbilidades como la patología cardiovascular, renal, ósea, neoplasias,  etc., que ahora cobran una especial importancia. En este encuentro hemos debatido cómo debemos realizar los seguimientos a nuestros pacientes para prevenir y en su caso tratar estas patologías”.

Este ha sido uno de los temas desarrollados en el VII Congreso de SEINORTE por el Dr. Calvin Cohen, Director de Investigación de la Community Research Initiative (Nueva Inglaterra) y Director Clínico en la Escuela de Medicina de Harvard (Boston), durante su Conferencia Magistral. El Dr. Cohen ha presentado diferentes estudios en los que la máxima reducción de la carga viral, e incluso su supresión a niveles imperceptibles, permite a los pacientes con VIH tener una vida normalizada. En este sentido, es fundamental la adherencia al tratamiento.

Al respecto, las guías internacionales recomiendan la simplificación de las pautas terapéuticas como estrategia para mejorar la adherencia y según la evidencia científica, existen más probabilidades de que los pacientes tomen un tratamiento que sea sencillo, cómodo y tolerable. Por esta razón, el Dr. Cohen ha señalado que el tratamiento del VIH debería evolucionar hacia pautas de tratamiento completo en un solo comprimido al día como el Single Tablet Regimen (STR-por sus siglas en inglés).

En el caso de los pacientes con infección por VIH la adherencia es fundamental para mejorar el estado de salud del paciente y su pronóstico, pero también para la salud pública. En este sentido y según los datos presentados en SEINORTE, el Dr. Camino señala que “la simplificación del tratamiento se asocia con una mayor satisfacción del paciente, menos errores en las tomas del tratamiento y una reducción en la posibilidad de transmisión de la infección, un hecho que tiene consecuencias positivas en la salud pública”. Además, añade que al tratarse de un tratamiento que el paciente tiene que tomar de por vida, la simplificación  y la tolerabilidad del tratamiento en el abordaje del VIH son factores clave.

El objetivo final del tratamiento antirretroviral es la supresión de la carga viral. Este hecho permite restaurar paulatinamente la inmunidad del paciente y controlar los efectos del virus implicados en las comorbilidades. En opinión del Dr. Camino, ‘la vida de los pacientes ha cambiado radicalmente. Hoy en día la enfermedad se puede considerar crónica y los pacientes viven bien, con tratamientos sencillos y fáciles de tomar y con un buen perfil de tolerabilidad. En definitiva, el tratamiento completo con una sola pastilla al día (STR) permite normalizar la vida del paciente y asegurar los beneficios del tratamiento’. Además, el Dr. Cohen ha expuesto su opinión sobre cómo tratar a pacientes infectados por el VIH que presentan cargas virales muy reducidas.

Impacto de la simplificación terapéutica en el coste sanitario y en la calidad de vida del paciente
Respecto a los costes generados al sistema de salud, las cifras señalan que los pacientes en régimen STR disminuyen el gasto sanitario en comparación con los pacientes que toman más comprimidos. Por otra parte, el tratamiento en un solo comprimido al día, STR, se asocia con una reducción del riesgo de hospitalizaciones, lo que conllevaría un potencial beneficio en costes.

Los datos presentados por el Dr. Cohen en SEINORTE y publicados en el congreso de la Sociedad Clínica Europea de VIH en 2011 señalan que el ahorro al sistema sanitario de un paciente en régimen STR puede alcanzar los 414 dólares al mes frente a pacientes que toman dos o más comprimidos al día.

En este sentido, el Dr. Camino indica “el inicio del tratamiento antirretroviral es una de las mejores estrategias para optimizar los recursos del sistema sanitario porque se evita el deterioro de la salud individual y en consecuencia los elevados gastos que se pudieran generar para el tratamiento de las complicaciones, y además se evita la transmisión del virus, la aparición de nuevos casos y por tanto, la necesidad de tratar nuevos pacientes”.

Como conclusión a la conferencia Magistral, el Dr. Calvin Cohen ha señalado que  las pautas de un único comprimido desempeñarán una importante función en el tratamiento del VIH, porque facilitan que el paciente siga siempre un ciclo de tratamiento completo, algo esencial para su salud y para su integración en la vida social y laboral.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page