ESTÁS LEYENDO...

La retención de líquidos, factor clave en la Apnea...

La retención de líquidos, factor clave en la Apnea del Sueño

La retención de líquidos en las piernas y su posterior migración hacia el cuello durante el sueño podrían explicar la aparición de la Apnea del Sueño en pacientes no obesos, según el doctor Douglas Bradley, director del Centro de investigación de Trastornos del Sueño Cardiopulmonares del Hospital General de Toronto (Canadá). Por su parte, el doctor Joaquín Duran, coordinador del área de Apnea del Sueño de SEPAR, comenta que “las personas que sufren apnea del sueño presentan un desplazamiento importante de líquidos desde las piernas al cuello durante el sueño. El deposito de líquidos a nivel del cuello puede facilitar la aparición y agravar la apnea del sueño”.

Los resultados del estudio en el que se ha observado una correlación directa entre el edema de piernas y la apnea del sueño en pacientes sin sobrepeso, muestran que esta migración de líquidos al cuello, está directamente relacionado con el tiempo que las personas permanecen sentadas. El mecanismo obedece a que, en esta postura, la fuerza de gravedad ocasiona que se acumule hasta medio litro de agua en las extremidades inferiores, y por la noche, una vez que el paciente adopta una posición horizontal, los fluidos se desplacen hacía la parte superior del cuerpo. Cuando esto ocurre, el cuello se hincha hasta 1,5 centímetros, oprimiendo las vías aéreas. Esto representa hasta cinco veces más fluidos respecto a las personas que no sufren SAHS.

A pesar de que en España están diagnosticados y tratados en torno unos 200.000 pacientes con apnea del sueño, estas cifras apenas representan un 10% de los pacientes que sufren esta  enfermedad en sus formas más graves. Julio Ancochea, Presidente de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) asegura que “corresponde a los especialistas de la neumología, contribuir a la formación de especialistas en trastornos

respiratorios durante el sueño.


 


Medidas de prevención

Existen medidas muy sencillas de prevención que podrían ayudar a evitar que algunos pacientes se vean en la necesidad de seguir un tratamiento con la mascarilla de presión positiva continua, conocida como CPAP:

  • Elevar un poco la parte superior de la cama.
  • Hacer un poco de ejercicio físico, como caminar media hora antes de acostarse.
  • Seguir una dieta baja en sodio que evite la retención de líquidos.

En España están diagnosticados y tratados en torno unos 200.000 pacientes de SAHS (Síndrome de Apneas-Hipopneas del Sueño), estas cifras apenas representan un 10% de los pacientes que sufren esta enfermedad en sus formas más graves.

 

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page