ESTÁS LEYENDO...

La sintomatología dolorosa producida por la neurop...

La sintomatología dolorosa producida por la neuropatía diabética puede asociarse a trastornos afectivos

Realizar una puesta al día sobre la neuropatía diabética, una complicación frecuente y no siempre bien valorada de la diabetes mellitus, para concienciar a los profesionales sanitarios sobre esta patología y conseguir una detección y tratamiento precoces es el objetivo por el cual tendrá lugar la jornada Actualización en el abordaje de la neuropatía diabética, organizada por la Sociedad Aragonesa de Endocrinología y Nutrición (SADEN), con la colaboración de Pfizer, que tendrá lugar hoy en Zaragoza.

 
La presencia de niveles inadecuados de glucosa en sangre y otros factores que concurren con frecuencia en personas con diabetes (hipertensión arterial, hipercolesterolemia) pueden alterar las fibras nerviosas de cualquier localización dando lugar a un grupo de trastornos que presentan características específicas según los nervios afectados y se denominan, en conjunto, neuropatías diabéticas.
 
Aunque, como apunta la doctora Marta Monreal, presidenta de la SADEN y coordinadora de la jornada, “en general el medico está bien formado y conoce los tratamientos con los que cuenta, es una complicación que muchas veces es infravalorada por los propios profesionales sanitarios y eso lleva a un diagnóstico y tratamiento tardío”.
 
Además, una de las características de esta patología es que habitualmente puede ser asintomática en sus estadios iniciales, por eso, continúa, “es importante que el médico realice una historia clínica detallada con objeto de recoger los primeros síntomas sugestivos de su aparición y de esta forma, al realizar un diagnóstico precoz, poder tratarla de la forma más adecuada”.
 
Aunque inicialmente el diagnóstico y seguimiento de la neuropatía diabética lo realizan los médicos de Atención Primaria y los especialistas en Endocrinología que habitualmente tratan la diabetes, cuando la sintomatología se hace más severa se puede precisar la colaboración de Neurología, Psiquiatría e incluso, de las Unidades del Dolor. “La sintomatología dolorosa que se asocia a la neuropatía es muy molesta y muchas veces invalidante y por tanto se asocia a trastornos como alteraciones del sueño,  ansiedad  o depresión que modifican la calidad de vida del paciente diabético y que muchas veces deben tratarse también de forma asociada”, explica la presidenta de la SADEN.
 
Tanto es así que dentro de la jornada el Dr Juan Carlos Marco, del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, abordará esta problemática con su ponencia Trastorno afectivos y dolor en la neuropatía diabética. Por su parte el Dr. Pedro Cía, de la Unidad de Dolor del mismo centro, hablará sobre la Clínica, diagnóstico y tratamiento de esta patología.
 
Precisamente en lo relativo a su tratamiento ha habido avances importantes en los últimos tiempos, fundamentalmente en el tema del dolor: “Contamos con nuevos fármacos con mayor eficacia y tolerancia que han modificado, en gran medida, el tratamiento de este síntoma. En este sentido se utilizan analgésicos, anestésicos, anticonvulsivantes…”, asegura Monreal. Aun así, añade, a veces resulta difícil de tratar “dependiendo la intensidad de los síntomas, así como el abordaje de las trastornos afectivos asociados”.
 
Se estima que la neuropatía diabética periférica tiene una prevalencia que oscila entre 23% y el 43% de la población diabética: aproximadamente del 13 al 25% en el tipo 1 y del 25 al 50% en el tipo 2. Dicha prevalencia aumenta con la edad y la duración de la enfermedad aunque debe tenerse en cuenta que hasta un 10% de diabéticos tipo 2 pueden presentar esta complicación ya en el momento del diagnóstico.
 
Sobre el dolor neuropático
El dolor neuropático es una de las enfermedades más frecuentes en la práctica clínica y una de las más dolorosas. Sin embargo, también es uno de los dolores más desconocidos y complejos. Es un tipo de dolor crónico que se produce por el daño o lesión de los nervios centrales o periféricos que son las estructuras que se encargan de llevar información del cerebro y de la médula espinal hacia todos los órganos del cuerpo y viceversa. Puede aparecer en enfermedades como la diabetes, herpes zóster, lumbociática y cáncer.
 
Esta enfermedad puede convertirse en una situación crónica, repercutiendo considerablemente en el desarrollo normal de la vida diaria de quien la padece. Se trata de un dolor que por su intensidad y las limitaciones que conlleva no permite, en muchas ocasiones, llevar una vida normal, incluso impide conciliar el sueño y afecta a la situación anímica del paciente.

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page