ESTÁS LEYENDO...

La soja y tu presión arterial.

La soja y tu presión arterial.

No
sé si recuerdas que, casi al principio de nuestra relación a través de esta
sección de la revista, os decía que si eres hipertenso deberás comer bien. En
aquel momento hacía hincapié en las bondades de la dieta mediterránea: mucha
fruta, verdura, cereales y pescado y poca grasa saturada y sal. Es decir, comer
bien no significa comer cosas caras sino alimentos adecuados para nuestra
salud.

Hoy
me preguntas si otros alimentos pueden afectar de alguna manera a la presión
arterial. La respuesta no es sencilla. Para poder aconsejar o desaconsejar un
alimento respecto de tal fin, es imprescindible que antes se haya estudiado
seriamente su efecto sobre un grupo de personas.

Para
llevar a cabo un estudio que responda a nuestra pregunta, la metodología a
seguir es relativamente sencilla: se toman al azar dos grupos de personas que
sean parecidas en las características principales que nos interesen. A
continuación, a uno de los grupos se le administra la sustancia que se va a
estudiar y al otro le damos algo que, aunque parezca que es lo mismo, en
realidad no lo es. Así, podemos ver finalmente qué pasa exactamente cuando las
personas toman un producto y cuando no lo toman.

Con
este sencillo esquema, aunque en realidad es mucho más complicado de lo que te
he explicado, unos investigadores chinos han estudiado si los suplementos de
proteína de soja
tienen algún efecto en las personas que presentan una
ligera hipertensión o están a punto de ello. Los resultados acaban de aparecer
en la magnífica revista médica americana Anales de Medicina Interna.
Ellos apuntan a que la administración de 40 gramos de proteína de soja produce
una reducción de la presión arterial de las personas con hipertensión
ligera. Te recuerdo que una persona tiene hipertensión arterial cuando su
presión sistólica o máxima es de 140 o más, o bien, la diastólica o mínima es
de 90 o superior.

La
alimentación contribuye de forma importante a la regulación de la presión
arterial. Es un hecho conocido por todos que la sal influye negativamente,
aunque no lo hagamos mucho caso y tomemos demasiada sal. La soja, sin embargo,
influye en forma positiva. Ya se había observado su acción en la reducción del
colesterol y triglicéridos en la sangre, por lo que se recomienda su uso en las
personal con el colesterol alto. Ahora, este estudio viene a indicar que
también podría recomendarse la administración de suplementos de soja en
personas que tengan su tensión ligeramente alta para ayudarles a corregir dicho
problema. Aquí se hallarían los hipertensos que tengan entre 140 y 159 de
sistólica (máxima) y entre 90 y 99 de diastólica (mínima).

                               

Como
ves, mantener la salud es una tarea que requiere una dedicación constante. Y
una información adecuada. Por ello ¡habla con tu farmacéutico, pregúntale,
infórmate! Él está siempre ahí. No necesita cita previa. Y te puede aclarar
todas tus dudas. Tu salud y tú sois su preocupación.

Ángel
Sanz Granda

Farmacéutico consultor



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page