ESTÁS LEYENDO...

La suplementación con Omega 3 contribuye a reduci...

La suplementación con Omega 3 contribuye a reducir los sofocos durante la menopausia

Mañana se presentan las principales conclusiones del Consenso sobre Omega 3 en la mujer, en el marco de la 13ª edición del Congreso SAMEM sobre salud y medicina de la mujer. El documento recoge por primera vez la principal documentación científica y experiencia clínica en torno a las necesidades de Omega 3 en las diferentes etapas vitales de la mujer.

A pesar de que los requerimientos generales de ácidos grasos Omega 3 en la mujer no difieren demasiado de los de los hombres, el consenso define en qué etapas de la mujer las necesidades de ingesta de omega 3 aumentan o disminuyen de los 500mg diarios recomendados. Estas etapas son: adolescencia, para la dismenorrea; época fértil, para el embarazo, post-parto y depresión post parto; y durante la edad adulta, para la menopausia, salud cardiovascular y la memoria.
 
“Es la primera vez que se realiza una revisión tan exhaustiva de este tema y desde cuatro especialidades distintas, ya que hemos contado con la participación de ginecólogos, cardiólogos, psiquiatras y nutricionistas de renombrado prestigio, que han aportado sus conocimientos y experiencia clínica”, comenta el Dr. Santiago Palacios, director del Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer y coordinador del documento.

Los Omega 3, necesarios en la vida de la mujer
El consenso determina, en el ámbito de la ginecología adolescente, que una complementación de 300mg/día de ácidos grasos omega 3 ayuda a reducir el dolor en mujeres con dismenorrea, situación que afecta al 40 – 60% de las mujeres alguna vez en su vida.

En el otro extremo del ciclo vital de la mujer, el consenso recoge cómo la toma de 1g/día de Omega 3 (EPA/DHA) durante la menopausia, reduce gradualmente los sofocos después de 24 semanas. Síntomas que afectan a alrededor del 70% de las mujeres y suponen un empeoramiento muy importante de su calidad de vida.

A nivel cardiovascular, se recomienda que a partir de la menopausia se extreme su prevención en la mujer, ya que su prevalencia aumenta hasta situarse al nivel de la del hombre. Así, siguiendo las conclusiones del consenso, una complementación de 2 – 4g al día de ácidos grasos Omega 3 disminuye entre un 20 y un 50% la presencia de triglicéridos elevados.

En cuanto a los estados depresivos, uno de los más frecuentes es la depresión post-parto, por lo que los expertos participantes en el consenso detectan que se debería iniciar una complementación en el embarazo y utilizar dosis alrededor de 2g/día de DHA/EPA. Este tipo de depresión afecta al 10,1% de las  madres españolas.

Entre las principales conclusiones, el consenso concreta además que para conseguir alcanzar estas cantidades de Omega 3 requeridas es necesario recurrir al uso de complementos alimenticios y es preferible consumir aquellos que ofrezcan una mayor concentración y pureza de Omega 3.

Om3gafort, EPA/DHA de alta concentración y pureza
Dentro del mercado de los complementos alimenticios con Omega 3, los productos Om3gafort, de Ferrer, están elaborados con ácidos grasos de cadena larga (EPA/DHA) en supercritical concentration (SCC). Se trata de un proceso de elaboración exclusivo que ofrece una concentración superior al 80% y, por tanto, una mayor pureza y efectividad sobre el organismo.

Su amplia gama de productos, que cuenta con 6 formulaciones específicas (Menopausia, Colesterol, Concentración, Piel, EPA Premium y DHA Premium), está desarrollada para cubrir distintas necesidades de la salud. Necesidades que, en base a las conclusiones extraídas del consenso, se posiciona como un aliado para el cuidado activo de la salud de la mujer en las diferentes etapas de su vida.