ESTÁS LEYENDO...

La Universidad Alfonso X el Sabio analiza un nuevo...

La Universidad Alfonso X el Sabio analiza un nuevo sistema de ejercicio físico con plataformas de disipación de aire

La Universidad Alfonso X el Sabio analiza un nuevo sistema de ejercicio sobre plataformas de disipación de aire que, en estudios previos, ha demostrado un mayor gasto energético con una percepción subjetiva de esfuerzo menor. El sistema está basado en movimientos de todo el cuerpo al ritmo de la música sobre plataformas de disipación de aire, lo que amortigua el impacto de las articulaciones en los apoyos contra éstas. Una investigación del Instituto de Biomecánica de Valencia ha comprobado que este sistema (ABE) permite “mayor disipación de los impactos que sobre el suelo rígido” y que “se evidencia un aumento de la intensidad física en la actividad realizada”, medida en frecuencia cardíaca y volumen de oxígeno consumido, sin que la sensación de cansancio sea mayor.

 
La titulación de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Alfonso X el Sabio realizó un estudio piloto a una persona de 72 años, en el que se evidenció un mayor consumo de oxígeno, frecuencia cardíaca y gasto energético comparado con un ejercicio realizado sobre suelo. A pesar de ello, la percepción subjetiva del esfuerzo fue menor.

Dichos investigadores analizan ahora a un grupo de 18 personas para comprobar las diferencias existentes ante un mismo ejercicio coreográfico realizado primero sobre una plataforma de disipación de aire, y después sobre el suelo, con una diferencia de una semana entre ejercicio y ejercicio. Los participantes realizan 40 minutos de ejercicios movilizando todo el cuerpo al ritmo de la música. Durante esta prueba se registra el consumo de oxígeno y la frecuencia cardíaca como variables principales. Se calcula también el gasto energético durante el ejercicio, así como la percepción subjetiva del esfuerzo.
 
Las plataformas de disipación de aire “están dirigidas tanto a aquellas personas que no están habituadas a practicar deporte como a las personas mayores, con sobrepeso o con problemas articulares”, explica el doctor Alberto Sacristán, director médico del sistema (ABE). Las clases consisten en ejercicios aeróbicos y movimientos de todas las partes del cuerpo y grupos musculares, con un mínimo impacto en las articulaciones y menor esfuerzo. “Sin embargo, la sensación de cansancio es menor y se puede realizar ejercicio físico durante más tiempo sin agotarse, manteniendo una frecuencia cardíaca alta durante la hora que dura la clase” añade.
 
Personas con sobrepeso y sedentarias
De conseguir mantener una intensidad de ejercicio óptima reduciendo la percepción subjetiva del esfuerzo, personas con sobrepeso y sedentarias podrían beneficiarse de esta actividad reduciendo las sobrecargas sobre sus articulaciones y manteniendo por más tiempo el estímulo de ejercicio.
 
El Colegio Americano de Medicina Deportiva (American College of Sports Medicine) recomienda para la mayoría de adultos la realización de ejercicio moderado un mínimo de 150 minutos a la semana, siendo más efectivo para el mantenimiento del peso corporal entre 150 minutos y 250 minutos de ejercicio moderado. Por tanto, este tipo de población obesa y sedentaria podría llegar a mantener esta recomendación consiguiendo una menor percepción del esfuerzo al hacer ejercicio sobre plataformas de disipación de aire  evitando además, el riesgo de lesiones.
 
Bajo seguimiento médico
El origen del sistema ABE se remonta a una innovación desarrollada en Argentina donde se lleva practicando durante 10 años, cuyos resultados en la salud cardiovascular fueron demostrados por la Universidad Caece (Centro de Altos Estudios en Ciencias Exactas) y otros trabajos médicos. En España se ha adaptado el pasado año incorporando una rutina de ejercicios aeróbicos acompasados de música, tras un análisis previo con médicos del deporte y profesores de Educación Física. Además, a diferencia de la mayoría de los métodos de ejercicio, incluye la evaluación médica previa. Antes de iniciarse en el sistema ABE es necesaria una valoración de la salud y la condición física, que se puede complementar con un asesoramiento nutricional.
 
“Muchas personas que practican ejercicio sobre plataforma no sólo se divierten, sino que mejoran su salud. Incluso viene gente a la que el médico le había dicho que no podía practicar ejercicio por problemas de rodilla o de cadera”, comenta el doctor Sacristán.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page