ESTÁS LEYENDO...

La Universidad CEU San Pablo continúa investigando...

La Universidad CEU San Pablo continúa investigando las estrategias terapéuticas en las enfermedades neudegenerativas

El proyecto de investigación dirigido por la Catedrática de Fisiología de la Universidad CEU San Pablo, Inma Castilla de Cortázar, sigue analizando las fisiopatologías de las deficiencias de las moléculas endógenas cuyas implicaciones abarcan múltiples frentes, como la fibrosis o el propio funcionamiento general del organismo.


El proyecto surgió inicialmente para lograr una posible aplicación para la cirrosis hepática  tratando con una hormona de síntesis hepática –conocida como IGF-1 (Insulin-like Growth Factor I)– que se encontraba deficiente en los pacientes que padecían esta patología. Así, se consiguió describir la cirrosis como condición de deficiencia de esta hormona y se propuso un posible tratamiento del que nació, además, una patente.

Tras este importante avance, el grupo de Inma Castilla de Cortázar  –uno de los más veteranos dentro del Instituto de Medicina Molecular Aplicada (IMMA) de la Facultad de Medicina de la Universidad CEU San Pablo– extendió el proyecto original hacia el ámbito del envejecimiento que, tras una larga investigación centrada en la experimentación animal, sobre todo, también fue categorizado como un estado de deficiencia de IGF-1. El éxito de esta segunda línea de investigación no solo arrojó mucha información sobre las funciones fisiológicas de esta hormona casi desconocida en la comunidad científica sino que también propició la creación de dos nuevas patentes por los efectos hepatoprotectores y neuropotectores de esta hormona.

Los resultados tan positivos obtenidos hasta la fecha han permitido a Castilla de Cortázar y a su equipo iniciar en los últimos meses diversos estudios, todos ellos centrados en las estrategias terapéuticas que pueden derivarse de IGF-1. Así, el grupo investigador está ahora mismo inmerso en el estudio de la relación de esta hormona y el cáncer, el análisis de la mayor  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosvulnerabilidad a enfermedades que tienen mucho estrés oxidativo y la exploración del establecimiento de la metástasis.

De acuerdo con Castilla de Cortázar, el mayor conocimiento de la hormona IGF-1 puede suponer importantes avances para la sociedad, puesto que al ser el brazo armado de la horman de crecimiento GH, sus aplicaciones son muy grandes. Se podría evitar, por ejemplo, que el hígado se fibrose del todo ante un caso de cirrosis o podrían desarrollarse importantes aplicaciones en enfermedades asociadas al envejecimiento, entre otros muchos efectos.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page