ESTÁS LEYENDO...

LA ‘VUELTA AL COLE’ DE LOS PIOJOS

LA ‘VUELTA AL COLE’ DE LOS PIOJOS


La vuelta al colegio trae consigo uno de los problemas que suele ser habitual en las aulas: los piojos. Cada mes de septiembre se produce la misma imagen en los colegios españoles. Los piojos ponen en alerta a padres y madres a través de circulares enviadas por los centros educativos. Pero, ¿estamos preparados para combatirlos?.

 


 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos


 

Los piojos son insectos que se encuentran en los humanos (en la cabeza, el cuerpo y en el pubis). En cada zona tienen su propia forma y sobreviven en ambientes distintos aunque todos se alimentan de sangre humana y dependen de nuestros cuerpos. Los piojos de la cabeza no se trasladan de su ambiente original. Tienen una longitud de entre 2 ó 3 milímetros y son negros y alargados. Se transmiten por contacto directo de los cabellos -no saltan ni vuelan, ni se encuentran en los animales domésticos ni en la hierba-. En muchos casos no se presentan síntomas, y en otros puede aparecer picazón e irritabilidad como consecuencia de la reacción a la saliva del parásito.

 

Esta infestación producida por el piojo se denomina pediculosis y puede afectar a niños de cualquier contexto económico, y no está relacionada con la falta de higiene. La pediculosis se diagnostica por la observación directa de piojos o liendres (huevos), principalmente en lugares como la nuca y detrás de las orejas. Una vez diagnosticado, se recomienda que el mejor tratamiento para la combatir la pediculosis es:



1º-

Hacer tratamiento con productos recomendados, como crema lavable o loción y siempre aplicado en pelo seco o como se indique en el prospecto correspondiente. Existen en el mercado productos sin pesticidas con excelentes resultados.

– No usar en embarazadas y en menores de dos años.

– No usar si hay heridas y evitar el contacto con los ojos.

– Cubrir completamente el pelo, sobre todo en la nuca y detrás de las orejas.

– Dejar en contacto el tiempo indicado y enjuagar con agua tibia.




– Aplicar una crema de enjuague para facilitar la remoción de piojos y liendres.




– Peinar con peine fino metálico, para remover de este modo piojos y liendres.
– Hacer el tratamiento a toda la familia. 




– Lavar con agua caliente la ropa y elementos en contacto con pelo.




– Dar aviso en el jardín de infancia o colegio.




– A los 7 días, volver a hacer el tratamiento (Los huevos eclosionan en 7 días y así se puede matar a los nuevos piojos que no fueron afectados por el primer día de tratamiento, ya que las liendres no son erradicadas por el tratamiento farmacológico).
– Revisar al niño periódicamente por un mes.


 

Prevenir, el mejor remedio

– Evitar el uso de sombreros, peines, etc. de otras personas. 

– Evitar el contacto cercano (cabeza) con personas infestadas. 

– Enviar los niños con el pelo atado o recogido al colegio.

– Los utensilios (peines y cepillos) de personas infestadas deben ser tratados con crema lavable pediculicida. 

– Las sábanas y toallas deben ser lavados con agua caliente cuando se trata a una persona afectada.

– Se aconseja el lavado frecuente del cabello y su uso corto y recogido.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page