ESTÁS LEYENDO...

Las bebidas edulcoradas incrementan el riesgo de d...

Las bebidas edulcoradas incrementan el riesgo de depresión

Según un nuevo estudio presentado en la Conferencia Anual de la Academia Americana de Neurología, tomar bebidas edulcoradas, especialmente las bebidas dietéticas, está asociado con un aumento del riesgo de padecer depresión en adultos. Sin embargo, el consumo de café fue relacionado con un riesgo menor.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosSegún ha comentado el autor del estudio Honglei Chen, de los Institutos Nacionales
de Salud en el Centro de Investigación Triangle de Carolina del Norte y
miembro de la Academia Americana de Neurología
, “las bebidas azucaradas, el café y el té se consumen en todo el mundo y tienen importantes consecuencias físicas – y pueden tener también mentales – para la salud”,

El estudio incluyó a 263.925 personas entre las edades de 50 y 71 años. De 1995 a 1996, fue evaluado el consumo de bebidas como refrescos, té, ponche de frutas o el café. Unos 10 años más tarde, los investigadores preguntaron a los participantes sobre posibles diagnósticos de depresión desde el año 2000. Fueron detectados un total de 11.311 diagnósticos de la enfermedad.

Según los resultados, las personas que bebían más de cuatro latas o vasos de bebidas gaseosas por día eran un 30 por ciento más propensos a desarrollar depresión que los que no bebían refrescos. Aquellos que bebían cuatro latas de refresco de frutas por día eran un 38 por ciento más propensos a desarrollar depresión que los que no bebían bebidas edulcoradas. Por otro lado, las personas que bebían cuatro tazas de café al día eran un 10 por ciento menos propensos a desarrollar depresión que los que no bebían café. El riesgo fue mayor para las personas que seguían una dieta de bebidas gaseosas, de refrescos de frutas y de té helado, también de forma regular.

“Nuestra investigación sugiere que disminuir el consumo de bebidas edulcoradas en la dieta o su sustitución por el café sin azúcar, puede ayudar a reducir el riesgo de depresión”, dijo Chen. “Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos, y las personas con depresión deben seguir tomando los fármacos para la enfermedad prescritos por sus médicos”.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page