ESTÁS LEYENDO...

Las farmacias encabezan la lucha contra el sida.

Las farmacias encabezan la lucha contra el sida.


LAS FARMACIAS ENCABEZAN LA LUCHA CONTRA EL SIDA


Desde que se constituyó el Plan Nacional sobre el Sida, los farmacéuticos han colaborado en diferentes acciones de prevención de la infección por VIH

En los últimos años se han diagnosticado un importante número de casos de sida en personas que no sabían que estaban infectadas por el VIH. Por ello, las casi 20.000 oficinas de farmacia españolas aconsejarán y repartirán entre la población 800.000 folletos informativos bajo el lema “¿Debería hacerme la prueba del sida?”, donde se detallan los casos en los que es recomendable hacerse la prueba del VIH/sida, a fin de detectarla precozmente y comenzar cuanto antes el tratamiento. Con esta campaña, promovida por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos y apoyada por el Ministerio de Sanidad y Consumo, los farmacéuticos renovarán el compromiso que ya adquirieron el pasado año contra una enfermedad que en España cuenta con 120.000 y 150.000 casos de personas infectadas por el VIH, aunque la cuarta parte aún lo desconoce.

El saber no ocupa lugar

Saber si se está infectado o no permite beneficiarse lo antes posible de un seguimiento médico, acceder a un tratamiento eficaz que mejore la calidad de vida del enfermo y aumente su supervivencia, y adoptar las medidas necesarias para evitar la transmisión de la infección. Cualquier persona, hombre o mujer, puede estar infectada con el VIH si se ha expuesto a la infección a través del sexo o de la sangre, y no saberlo. Por ello es recomendable que las personas que han tenido determinadas prácticas de riesgo, y sobre todo si están embarazadas o quieren tener un hijo, se hagan la prueba del sida: quienes han tenido relaciones sexuales sin preservativo con diversas parejas, con personas que ejercen la prostitución, con consumidores de drogas o con infectados por VIH. También es recomendable realizar esta prueba a personas que han compartido material de inyección para consumo de drogas y a aquellas que han padecido alguna infección transmitida por vía sexual. Esta prueba es imprescindible en el caso de parejas estables con perfil de riesgo y que quieran dejar de usar el preservativo.

La farmacia, lugar estratégico contra las toxicomanías

Las oficinas de farmacia, por su adecuada distribución geográfica, se han convertido en establecimientos sanitarios imprescindibles en el tratamiento de las toxicomanías y la prevención del sida. La accesibilidad, la formación de los farmacéuticos como profesionales sanitarios y la cobertura territorial que brindan, convierten a las farmacias en establecimientos sanitarios estratégicos para realizar esta labor de salud pública, teniendo en cuenta además que, en muchos casos, son las únicas estructuras sanitarias frecuentadas por usuarios de drogas que van a estos establecimientos a adquirir jeringuillas o psicofármacos.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page