ESTÁS LEYENDO...

Las lenguas complicadas favorecen la dislexia.

Las lenguas complicadas favorecen la dislexia.

Según un estudio publicado por la revista Science, la dislexia se da más en los países anglosajones por culpa del idioma, más complicado que, por ejemplo, los derivados del latín. La dislexia, que afecta a un 5% de la población, consiste en una dificultad mayor de la normal, en el aprendizaje de la lectura y escritura. Los investigadores de este estudio analizaron a 70 personas, la mitad de ellos con dislexia. Los afectados de Inglaterra y Francia tuvieron los mismos resultados en una serie de pruebas memotécnicas, pero al llegar a las pruebas de lectura, las diferencias aparecían. Según los expertos, al ser la lengua inglesa “menos natural” y más complicada que la italiana, los signos disléxicos son mayores, por lo que la lengua que se habla es un factor determinante en la dislexia.




COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page