Las lesiones del sistema nervioso se pueden tratar con fisioterapia.

Publicado por el 01/01/2003

No sólo de músculos se ocupa el fisioterapeuta

Nuestro sistema nervioso

El Sistema Nervioso es uno de los más complejos de nuestro cuerpo y su estudio y análisis no ha cesado desde que nuestro premio Nobel, el Dr. Santiago Ramón y Cajal, presentara sus descubrimientos sobre la Neurona.

El sistema nervioso está formado por neuronas, que son su unidad funcional. Esquemáticamente podemos dividir el sistema nervioso en varias partes:

- cerebro (encéfalo) que tiene información de todo nuestro cuerpo.

- médula espinal (a través de la vista, el gusto, el tacto, el oído y el olfato recibe información sensorial que procesa y almacena).

- sistema nervioso periférico, que transmite la información desde los receptores sensoriales hasta el sistema nervioso central.

Las anomalías que pueden presentarse en el cerebro o en la médula tienen distintas consecuencias, dependiendo su gravedad tanto de la zona afectada como de la intensidad. Por ejemplo, si el problema se produce en el área cerebral que representa los miembros inferiores, sentiremos las complicaciones en ellos, perdiendo su tacto, su movimiento, y quedando éstos inmóviles, acorchados, flácidos o rígidos.

Enfermedades a las que nos enfrentamos

Entre las enfermedades más frecuentes que pueden presentarse en el sistema nervioso destacan los accidentes cerebrovasculares (la desgraciadamente conocida trombosis o hemorragia cerebral). La trombosis puede localizarse en el hemisferio izquierdo o derecho y en la zona anterior, media o posterior del cerebro; y dependiendo de la zona, los síntomas serán diferentes. El daño en la zona posterior suele provocar inestabilidad, incoordinación, alteraciones visuales y vértigo. Los de la zona media, dependiendo de la extensión del daño, producirán alteraciones motoras y de la sensibilidad, pudiendo provocar una hemiplejia. Los de la zona anterior suelen ser más raros y pueden aparecer con retraso de las respuestas verbales y motoras e incluso paraplejia.

También pueden manifestarse lesiones medulares espinales, que si son cervicales provocarán una tetraplejia, afectando en mayor o menor medida a la función respiratoria, dependiendo de si la lesión es a nivel cervical alto o bajo, respectivamente. A nivel dorsal, existirá una paraplejia, con un control del tronco más o menos bueno, dependiendo de si la lesión se encuentra en el nivel dorsal alto o bajo, respectivamente. En el ámbito lumbar, se presentará una paraplejía con buen control del tronco.

Asimismo, la esclerosis múltiple es una enfermedad de causa desconocida que se caracteriza por la pérdida de mielina (sustancia que rodea una parte de los nervios, permitiendo que la conducción nerviosa sea rápida), en las vías nerviosas del sistema nervioso central. Estas lesiones pueden afectar a cualquier localización del sistema nervioso central, provocando unos síntomas muy variables según la localización.

Causas de las patologías nerviosas

Las causas que pueden provocar estas patologías en el caso de los accidentes cerebrovasculares son la hipertensión arterial y el consumo de determinadas sustancias hipertensivas (alcohol, café, dieta inadecuada?), mientras que en las lesiones medulares son los traumatismos graves y accidentes de tráfico.

Todas estas patologías tienen consecuencias duraderas en el tiempo y es imprescindible mucha rapidez en el tratamiento para obtener mejores resultados y las menores secuelas posibles.

Su tratamiento es posible

El tratamiento depende de todo un equipo multidisciplinar integrado por neurólogos, enfermeras, logopedas, psicólogos y fisioterapeutas, entre otros. Posiblemente será el fisioterapéuta el que más tiempo pasará con el paciente, ya que las sesiones terapéuticas para este tipo de patologías suelen ser muy largas, por tanto, será el profesional que mejor conozca al enfermo y podrá aconsejarle sobre cómo actuar, ya que no hay que olvidar que el tratamiento de estos pacientes no termina al salir del hospital o la consulta. El tratamiento de estos pacientes dura 24 horas al día a través de movilizaciones, cambios posturales, evitando posturas que más tarde provocarán complicaciones como pies equinos, espasticidades, hombros dolorosos, etc.

De cualquier modo, es necesario aportar un poco de esperanza a estos pacientes y hacerles ver que con tesón y los avances de la Fisioterapia, se están consiguiendo a largo plazo resultados que en el pasado eran impensables y casi milagrosos.

Rafael García Silvestre. Fisioterapeuta. Colegiado Nº 2484

Clínica Moreto: C/ Moreto, 17. 1º Dcha. 28014 Madrid

Tfno: 91-4200192 / 608219321 / 654168187