ESTÁS LEYENDO...

Las nueces y los frutos secos.

Las nueces y los frutos secos.

Te han informado bien: a
pesar que no se había considerado que el consumo regular de frutos secos fuera
muy beneficioso, debido a su alto contenido en grasa, desde hace un tiempo su
utilización se ha asociado con un menor riesgo cardiovascular. Ahora bien,
aunque en principio todos estos productos reducirían dicho riesgo, las nueces
se colocan claramente en cabeza por delante de otros.

Esto es debido a que la nuez
presenta la mayor cantidad de ácido alfa-linolénico,
un ácido graso poliinsaturado del tipo omega-3 que
parece ser el responsable de estos beneficiosos efectos en el colesterol y,
finalmente, en el corazón. De esta forma, el consumo de una porción de 30
gramos diarios (equivalente a 4 ó 6 nueces) produce una reducción aproximada
del 10 por ciento del LDL-colesterol, el malo, a la vez que aumenta ligeramente
el HDL-colesterol, el bueno.

Se han realizado diversos
estudios que exponen su gran utilidad. Uno de ellos, llevado a cabo en
Barcelona en el año 2000, demostró que si se toma nuestra dieta mediterránea y
además se incluyen nueces todos los días, hasta el 35 por ciento de la grasa
total, el colesterol bajaba más de lo que se esperaba. Recientemente estos
mismos investigadores españoles acaban de publicar otro estudio en la revista
americana Circulation, en el que se demuestra
que el contenido de la nuez mejora la vasodilatación dependiente del endotelio
de las arterias, lo que explicaría el efecto cardioprotector
que tiene, así como la reducción del colesterol.

Además, otro recientísimo
estudio, esta vez realizado en Australia, ha sido publicado en la prestigiosa
revista médica Diabetes Care, en donde se aportan más evidencias, demostrando en esta ocasión que la
ingesta diaria de una porción de nueces mejora el contenido en colesterol en la
sangre de los individuos que tienen diabetes tipo 2.

Como ves, la humilde nuez
tiene unas magníficas características cardiosaludables. ¡Pero no te excedas con
su consumo! Las nueces son un alimento muy energético: casi el 60 por ciento de
su peso sin cáscara es de grasa, por lo que 100 gramos aportan más de 650
kilocalorías, que es el 35-40 por ciento de las necesidades calóricas medias
diarias. Por todo ello, si tomas unas pocas nueces (recuerda, cuatro o seis)
casi todos los días y a ser posible sustituyendo a otras grasas, estarás
contribuyendo a mejorar la salud de tu corazón. Recuerda que sólo tenemos uno y
para toda la vida.

En definitiva, ésta es una
prueba más de cómo cambian los conocimientos respecto de la salud. Lo que antes
era malo ahora es bueno. Pero no te preocupes, ¡habla con tu farmacéutico,
pregúntale, infórmate! Él está
siempre ahí. No necesita cita previa. Y te puede aclarar todas tus dudas. El
medicamento y tú sois su preocupación.

Ángel Sanz Granda

Farmacéutico
consultor



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page