ESTÁS LEYENDO...

Las vacunas, el mejor antídoto para frenar el repu...

Las vacunas, el mejor antídoto para frenar el repunte de enfermedades infecciosas como el sarampión y la tos ferina

En el momento actual estamos asistiendo en España, como en muchos otros países europeos y americanos, a un incremento de casos de enfermedades que estaban prácticamente en vías de erradicación -y que son evitables por vacunas-, como el sarampión y la tos ferina. Estos rebrotes preocupan a los pediatras, que abordan este y otros  temas en las IV Jornadas de Vacunas organizadas por el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP), que tienen lugar estos días en Valencia, y que recomiendan el aumento de las coberturas vacunales frente a ambas dolencias.

“Es importante mantener la vacunación aunque las enfermedades prevenibles empiecen a descender”, señala la doctora Teresa Hernández-Sampelayo, directora de estas jornadas. “De hecho, debe seguirse vacunando hasta que las enfermedades estén completamente erradicadas, único momento en el que puede suspenderse la vacunación, como se hizo por ejemplo con la viruela, cuya vacuna dejó de administrarse cuando la enfermedad se declaró erradicada en todo el mundo”.

Para la AEP, el aumento de casos de sarampión que se produjo en 2011, y la importante reemergencia progresiva mostrada por la tos ferina que se viene registrando desde hace varios años, tanto en población adulta como infantil, debe poner sobre aviso tanto a los especialistas como a la población y a las administraciones, ya que las enfermedades infecciosas siguen siendo la principal causa de morbilidad y mortalidad infantil en el mundo, y en España son, después de los accidentes, la segunda causa de morbilidad y mortalidad infantil, y de consumo de recursos sanitarios.

“Si se deja de vacunar cuando los patógenos siguen circulando, aunque con menor intensidad, se crean bolsas de pacientes susceptibles que, al entrar en contacto con el microorganismo, producen brotes o epidemias como ha sucedido con los casos de sarampión descritos en España en los últimos años”, añade la directora de las Jornadas.

Prioridades vacunales

El calendario vacunal tiene que ser dinámico, flexible y actualizado, ya que varía periódicamente tanto la situación epidemiológica de cada país como la disponibilidad de nuevas vacunas. Por eso el CAV-AEP, como otras organizaciones internacionales, publica cada año un calendario de vacunaciones infantiles, revisado y actualizado, recomendado para  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentoslos niños y adolescentes que viven en España, y con varios niveles de priorización, atendiendo no sólo a la efectividad de las vacunas, sino también a la carga de la enfermedad en términos sanitarios y socioeconómicos.

“El CAV considera que todos los niños deberían recibir de forma universal la vacuna frente a la hepatitis B, difteria, tétanos y tos ferina, poliomielitis, Haemophilus influenzae tipo b, meningo­coco C, neumococo, sarampión, rubeola y parotiditis, así como la del virus del papiloma huma­no”, señala el doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP.

Entre las principales recomendaciones del Comité de Vacunas de la AEP para 2013 están la administración de las primeras dosis de las vacunas triple vírica (TV) y de la varicela a los 12 meses de edad, y la vacuna combinada frente al tétanos, la difteria y la tos ferina (Tdpa) entre los 4-6 años de edad, obligatoriamente seguida de otra dosis a los 11-14 años.

Otro foco de preocupación que los expertos han puesto sobre la mesa durante estas jornadas lo constituye la infección por neumococo. “La AEP recomienda y reclama la aplicación de la vacuna antineumocócica a todos los niños menores de 5 años en España, aunque de momento sólo la Comunidad de Galicia y recientemente el País Vasco la incluyen en sus protocolos, ya que Madrid la retiró de su calendario, en una decisión con la que no estamos de acuerdo”, como señala el doctor Francisco Álvarez, secretario del CAV. “Una vacuna que ha demostrada su alta eficacia y seguridad, evitando hospitalizaciones pediátricas, y un importante efecto “rebaño” por el que esta vacuna  protege indirectamente de la enfermedad a población no vacunada de alto riesgo, como son los lactantes menores de 2 meses y los ancianos”. Por otro lado como comenta el Dr. Álvarez “también es importante ofrecer información a las familias sobre las vacunas contra la varicela en niños pequeños a partir de los 12 meses de edad y la vacuna contra el rotavirus en los lactantes”.

La AEP valora positivamente el interés de este Gobierno por homogeneizar el calendario de vacunaciones, ya que la consecución de un calendario único para toda España es un anhelo de esta Asociación desde hace más de 20 años”, como señaló el doctor y profesor Serafín Málaga, presidente de la AEP, en su discurso de bienvenida a las Jornadas. La AEP, que seguirá trabajando para lograr este objetivo y ofreciendo su colaboración y asesoría al Ministerio de Sanidad y a las Consejerías de Salud, asume que las dificultades económicas que atraviesa actualmente el país influyan en la incorporación de algunas vacunas que finalmente no han sido incluidas en el calendario recomendado por el Ministerio en esta primera fase. No obstante, la AEP considera necesario un cronograma de tiempos de introducción de nuevas vacunas que garantice la igualdad en las prestaciones sanitarias de todos los niños en España.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page