Las vitaminas de la visión.

Publicado por el 01/03/2003

  1. Vitamina A:
  2. fundamental en el proceso de la visión y de gran ayuda para mantener la visión diurna y nocturna. Es imprescindible en la regeneración de la rodopsina, cuya descomposición por la luz permite el proceso de la visión. Tiene dos fuentes naturales: el retinol, procedente del reino animal, y el beta-caroteno, procedente del reino vegetal, sustancia esta última que nuestro organismo transforma en Vitamina A. La falta de esta vitamina puede producir ceguera crepuscular o disminución de la agudeza visual cuando oscurece. Y también problemas como la sequedad de la conjuntiva ocular y ulceraciones en la córnea. Su combinación con otras vitaminas antioxidantes (C y E) así como con la Luteína, pueden disminuir la aparición de cataratas y las posibilidades de padecer degeneración de la mácula asociada a la edad (DMAE). Está presente en tomates, espinacas, hígado, yema del huevo y verduras de color.

  3. Vitamina E:
  4. conocida como tocoferol, es un potente antioxidante y su combinación con la Vitamina A y C puede ayudar según algunos estudios a retrasar la aparición de cataratas y DMAE. La vitamina E está presente en manzanas, aguacates, ciruelas, melones, plátanos, tomates y espárragos.

  5. Vitamina C:
  6. al ser un poderoso antioxidante actúa muy eficazmente en combinación con la Vitamina E y A. La combinación de estas tres vitaminas puede ayudar a retrasar la aparición de cataratas y Degeneración Macular Asociada a la Edad. La Vitamina C está presente en cítricos, grosellas, fresas, kiwi, pimiento verde y coliflor.

  7. Luteína:
  8. es un antioxidante de la familia de los carotenoides, que se ha demostrado eficaz para prevenir la aparición de cataratas y de Degeneración Macular. También es claro su papel en el fortalecimiento del sistema Inmune y en la protección frente a la radiación ultravioleta. El consumo de espinacas, una de las mayores fuentes de luteína, cinco veces a la semana reduce el riesgo de padecer cataratas en casi un 50%. La Luteína está presente en brócolis, espinacas, calabazas, maíz y verduras de hoja verde, preferentemente crudas.