ESTÁS LEYENDO...

LEONOR MARTÍN

LEONOR MARTÍN

LEONOR MARTÍN




Comprometida hasta decir basta, ecologista y pacifista convencida y, siempre, el contrapunto sensato: estos son los rasgos que definen al personaje de Cova en la serie Física o Química, interpretado Leonor Martín, una joven actriz que tiene muchos puntos en común con el papel que la ha lanzado a una fama que ha sabido asumir a la perfección y que compatibiliza con sus estudios.


Su primera incursión “oficial” en el mundo de la interpretación fue en la película El penalti más largo del mundo y actualmente, esta joven de 19 años compagina sus estudios de arquitectura con la participación en Física o Química, que se ha convertido en serie de culto entre los jóvenes españoles y en la que interpreta el papel de Covadonga Ariste, Cova, una abanderada del ecologismo, el pacifismo y la lucha contra la injusticia. Mientras la tercera temporada de la serie calienta motores, charlamos con ella en la presentación en España del libro Traición (Ed. Montena), del autor norteamericano Scott Westerfeld, un auténtico fenómeno en Estados Unidos (lleva más de 60 semanas en la lista de los más vendidos del New York Times y Hollywood ya prepara su versión cinematográfica) y en la que la actriz actuó como “madrina”, ya que se considera una entusiasta del género de aventura y ciencia ficción.






 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos-Lo tuyo, ¿es vocacional o estás en el mundo de la interpretación por casualidad?


Pues un poco de todo. Nadie de mi familia pertenece a esta profesión ni a este mundillo. Aunque siempre me ha gustado la interpretación y había hecho teatro por mi cuenta, no tenía la intención de dedicarme a ser actriz, pero reconozco que actuar es algo que me ha ido enganchando poco a poco y hoy lo tengo mucho más claro.

-Cova, el personaje que interpretas en “Física o Química” ha calado muy hondo entre los seguidores de la serie ya que tiene varios puntos que la hacen distinta a la mayoría de los alumnos del Zurbarán”. ¿Qué es lo que más destacarías de este personaje?
No la podría definir en cuatro palabras, pero sí es cierto que tiene un punto que la convierte en el personaje más “de la calle”, el que tal vez tiene más contacto con la realidad social. Es una chica que estudia mucho y se preocupa no tanto por sacar buenas notas sino por aprender. Está muy comprometida con todo lo que pasa en el mundo y, sobre todo, con las injusticias, de ahí que no dude en erigirse en defensora de sus compañeros. Yo diría que es lista, inteligente, y, cuando se trata de llevar a su terreno “combativo” a los otros, puede llegar a ser muy retorcida. Todo ello contrasta con un cierto toque de ingenuidad, sobre todo respecto a sus compañeros, a quienes siempre está dispuesta a dar una segunda oportunidad.

-¿Te identificas con tu personaje o no tenéis nada que ver?
Tengo bastantes puntos en común con ella, sobre todo en algunos aspectos como la lealtad que siempre demuestra a sus amigos: siempre les tengo en cuenta y, si hay que luchar por ellos, lo hago. También me identifico con su empeño por defender sus principios: si algo me molesta porque creo que es injusto no me puedo callar aunque, eso sí, soy mucho menos contestataria y “machacona” que ella.



-Has apadrinado la presentación en España del libro Traición, en el que se describe un mundo futurista donde todos los adolescentes son obligados a operarse a los 16 años para alcanzar la perfección estética. ¿Crees que la belleza determina la felicidad, tal y como se refleja en esta obra?
Es cierto que una apariencia física atractiva puede hacerte la vida más fácil, pero creo que siempre es más feliz quien es mejor persona, no el más guapo. En este sentido, pienso que la televisión y los medios de comunicación podrían  hacer bastante por romper la gran importancia que actualmente se le da a la imagen y al físico perfecto, en vez de fomentarla.

¿Qué opinas del hecho de que cada vez más jóvenes se  metan en el quirófano para conseguir el físico ideal?
Sinceramente, me parece muy fuerte los límites a los que se está llegando en algunas ocasiones. Cada vez conozco más gente de mi edad que tienen como principal objetivo operarse la nariz o cualquier otra parte de su cuerpo. Creo que si no tienes un defecto o problema físico es realmente absurdo someterse a una intervención quirúrgica porque sí.

-En los castings a los que os sometéis los actores, ¿hasta qué punto crees que es determinante el aspecto físico para ser seleccionado o no para un papel determinado?
Para qué nos vamos a engañar: es algo que influye mucho. Es cierto que hay actores de todo tipo ya que existen papeles para feos, para gordos o para personas con defectos físicos, pero también es verdad que para interpretar un personaje normal y corriente siempre va a tener más papeletas de ser seleccionada una persona atractiva que una que no lo es, ya que el público ‘se engancha’ más a un personaje guapo.

-El hecho de salir en la tele y ser un  personaje popular, ¿te somete a algún tipo de presión respecto al cuidado de tu físico?
Pues bastante, ya que, lo queramos o no, damos una imagen. Yo, por ejemplo, antes salía de casa sin maquillar y ahora vigilo más mi aspecto. Es tu imagen la que estás dando y por la que te están juzgando. Creo que hay que tomarlo como algo inherente a este trabajo.



-¿De qué forma te cuidas?; ¿vigilas tu alimentación y haces ejercicio?

Como muy bien y de forma sana, pero no sigo ningún tipo de régimen. En cuanto al ejercicio físico, confieso que no hago tanto como debería; sé que no es una excusa, pero no tengo tiempo. Me encantaría poder llevar una vida más activa; es más, lo echo de menos.

-En la pasada temporada, Cova tuvo un “susto” al creer que estaba embarazada tras mantener relaciones sexuales sin protección con Julio. ¿Por qué crees que , pese a ser una generación con cuenta con información exhaustiva sobre anticoncepción sigue habiendo tantos jóvenes que no toman precauciones y un número tan elevado de embarazos adolescentes?
Yo creo que es un tema que depende de cómo se plantee en casa y, también, de la forma en la que se transmite  este mensaje a la juventud a través de los medios de comunicación.  Hay que tener en cuenta que la televisión, sobre todo, marca mucho a los jóvenes  y los mensajes que les llegan a través de ella les calan muy hondo. Por eso, por mucho que sus padres les adviertan sobre la necesidad de mantener relaciones sexuales con protección, si ven que los personajes de las series que siguen no lo hacen y no pasa nada, creo que les pesa más eso que todo lo que se les pueda decir en casa o a través de campañas publicitarias. No hay que olvidar que se trata de un tema que a estas edades es novedoso y desconocido, frente al que no saben cómo actuar y para lo que toman de referencia lo que les llega a través de los medios. Creo que, al igual que ocurre con el tema de los cánones estéticos, habría que cuidar más este tipo de mensajes, utilizando la repercusión que tienen en los jóvenes de una forma positiva.

-¿Te ha cambiado mucho la vida el hecho de salir en la televisión y de ser protagonista de una serie de éxito?
Claro que he notado un cambio importante, pero no puedo decir que haya transformado mi vida. Sigo cogiendo el autobús, saliendo con mis amigos, yendo a clase… Puedo decir que todos los cambios han sido para bien, aunque quizás he perdido un poco de privacidad, pero siempre que me reconocen y me hacen preguntas lo considero como algo bonito.

-Una curiosidad: el “corte” de las características rastas de Cova, ¿fue decisión tuya o se debió a exigencias del guión?
Precisamente, me tuve que poner las rastas por exigencias del guión, ya que cuando me ficharon para la serie yo lucía una melenita corta que no pegaba demasiado con un personaje con un punto más hippie. Aunque pesaban un montón y no era excesivamente cómodas, la verdad es que me gustaba mucho llevarlas.

-¿Qué proyectos inmediatos de futuro tienes?
Pues de momento, continuar con la serie, pero espero que vengan muchos proyectos más.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?