ESTÁS LEYENDO...

Lo último contra el cáncer de mama.

Lo último contra el cáncer de mama.

Tras el descubrimiento del HER-2 (Human Epidermal growth factor Receptor-2), el oncogen (gen potencial de producción de cáncer) implicado en el crecimiento y desarrollo de la célula cancerígena, los tratamientos para combatir el cáncer de mama han cobrado un nuevo concepto. De los tratamientos invasivos a base de quimioterapia, cirugía o radioterapia se ha pasado a un nuevo concepto de tratamiento destinado a combatir sólo las células enfermas sin que ello afecte al resto de la persona.

Las últimas investigaciones han hecho posible que por primera vez se ataque al cáncer con un tratamiento dirigido a un oncorreceptor: Herceptin. Su mecanismo de acción bloquea la función de la proteína HER2, lo que ha logrado una supervivencia de alrededor del 45%. En combinación con la quimioterapia, y además de mejorar la tasa de supervivencia, Herceptin demuestra beneficios significativos en aspectos como la progresión de la enfermedad

Ser HER2 positivo quiere decir que se es portador de células tumorales agresivas, que reducen la respuesta a la quimioterapia. Esto sucede en varios tipos de tumores, incluyendo el cáncer de mama. Aproximadamente una de cada cinco pacientes con cáncer de mama es HER2 positiva. HER2 está considerado como un importante factor pronóstico y predictivo en el cáncer de mama, por lo que la prueba de determinación de HER2 debería llevarse a cabo como parte de la rutina clínica de las pacientes.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page