ESTÁS LEYENDO...

Lombrices intestinales, ¡acaba con ellas en 6 paso...

Lombrices intestinales, ¡acaba con ellas en 6 pasos!

Lombrices intestinales, ¡acaba con ellas en 6 pasos!

“¡Qué disgusto tengo! ¿cómo es posible que a mi hijo le hayan salido lombrices intestinales? ¿Se pueden evitar?” Nos escribe… Lourdes (Jaén)

Las lombrices intestinales son unos gusanos muy pequeños y finos llamados oxiuros. Estos parásitos, que sólo afectan a los humanos  y no a los animales, son muy frecuentes en todo el mundo y cada año millones de niños, sobre todo preescolares y escolares pequeños de 3 a 6 años, las tienen. Para su tranquilidad le diré que no causan gran daño, solo picor, y su curación es muy fácil y rápida. Tampoco sufra pensando que es algo terrible y que demuestra suciedad y abandono.

De viaje al intestino

La infección se adquiere al ingerir los huevos microscópicos de los gusanos, que abundan en los parques y areneros, en las manos de las personas que están infectadas (casi siempre en las uñas), y en todos los objetos que se han podido tocar con ellas: por ejemplo, juguetes, toallas, ropas de cama, alimentos, vajilla, vasos, superficie de pupitres, lavabos etc. Cuando alguien se lleva a la boca los huevos, éstos llegan hasta el intestino delgado donde salen las larvas. Cuando llegan al intestino grueso, se hacen adultas y adquieren la forma que conocemos: blancas, finas, de 4-5 mm. Uno o dos meses después de la infección, las hembras se reproducen y ponen huevos. El lugar que eligen para hacerlo son los márgenes del ano, casi siempre por la noche. Son muy pegajosos. Se adhieren a la piel de la zona produciendo irritación y un picor muy intenso que obliga al niño a rascarse. De esta forma los huevos pasan a dedos, manos, uñas, pijama, sábanas etc. Se diseminan por todo el hogar, sobre todo dormitorios y baños. Pueden contaminar objetos, alimentos, agua, piscinas, aulas o zonas de recreo. En el medio ambiente, los huevos son capaces de infectar durante dos a tres semanas.

Además de picor…

El síntoma más frecuente es el picor o prurito en la región anal. Es más fuerte por la noche. Puede producir irritabilidad, sueño intranquilo, pesadillas e incluso sonambulismo. Suele picar también en el área de los genitales, que se irritan e inflaman por el rascado. Alguna vez también hay sobreinfección de las pequeñas heridas que se hacen con las uñas. En las niñas pueden llegar a la vagina o a la uretra. Da lugar a irritación vaginal con picor, flujo o molestias al orinar.

6 normas básicas para acabar con las lombrices intestinales

1.                                Una vez infectado, hay que tratar a toda la familia.

2.                                Las personas infectadas deben ducharse por las mañanas, con lo que se elimina una gran cantidad de huevos.

3.                                Cambiar con frecuencia la ropa interior y la de la cama reduce la contaminación y el riesgo de reinfección.

4.                                Los síntomas de irritación, picor e incluso vulvitis, se alivian con baños de agua templada y una crema suave.

5.                                Lavarse las manos con frecuencia, sobre todo después de ir al baño, antes de comer y lo más a menudo posible.

6.                                Llevar las uñas muy cortitas y limpiarlas con cepillo.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.