ESTÁS LEYENDO...

Los autistas muestran una actividad cerebral disti...

Los autistas muestran una actividad cerebral distinta al mirar una cara.

t=”300″ v>

LOS AUTISTAS MUESTRAN UNA ACTIVIDAD CEREBRAL DISTINTA AL MIRAR UNA CARA

Según informan fuentes de Reuters Health, las personas autistas muestran una pauta de actividad cerebral diferente cuando observan un rostro humano, según un equipo de investigadores de la Universidad de Yale (Estados Unidos). Este descubrimiento puede explicar por qué los autistas muestran poco interés por los rostros de otras personas, uno de las características principales de este desorden.

Los científicos descubrieron, tras comparar los escáners cerebrales de personas sanas con los de 14 autistas o personas con el síndrome de Asperger, que las caras provocaban diferentes pautas de actividad cerebral en ambos grupos.

Un área del cerebro llamada circunvolución fusiforme nos permite procesar cualquier rostro y percibirlo como un todo, y no como simple conjunto de rasgos individuales. En el presente estudio, cuando los participantes sanos miraban fotos de caras, los investigadores observaron una fuerte actividad en este área del cerebro, mientras que los autistas mostraban una mayor activación de una región del cerebro asociada a la percepción de objetos individuales.

Los escáners cerebrales sirvieron para explicar algunos de los comportamientos que caracterizan al autismo. En el autismo se han descubierto anomalías en la amígdala. Durante el desarrollo normal, los bebés se centran en los rostros y se convierten en “expertos” en su procesamiento. En los bebés autistas, las anomalías en la amígdala evitan que llegue la información necesaria a la circunvolución fusiforme. Sin embargo, podría ser factible estimular esta región cerebral haciendo que los bebés autistas se fijen en los rostros humanos a una edad más temprana, según Schultz. Algunos autistas empiezan a mostrar un interés mayor conforme envejecen. Hacer que los bebés observen los rostros con anterioridad puede resultar en una mejora de sus respuestas emocionales, y por lo tanto, de su capacidad para establecer relaciones sociales.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page