ESTÁS LEYENDO...

Los expertor recuerdan a los musulmanes con diabet...

Los expertor recuerdan a los musulmanes con diabetes que deben someterse a revisión médica antes del inicio del Ramadán

Los expertor recuerdan a los musulmanes con diabetes que deben someterse a revisión médica antes del inicio del Ramadán

Aunque el Corán exime a las personas con diabetes de ayunar,  investigaciones recientes demuestran que, a pesar de las recomendaciones para el buen control de la diabetes, entre 40 y 50 millones de pacientes en todo el mundo ayunan durante el Ramadán, que este año se celebra del 28 de junio al 28 de julio. Además, la Federación Internacional de Diabetes (IDF, según sus siglas en inglés) espera que en los próximos años esta cifra aumente, ya que, según sus datos, 382 millones de personas padecen diabetes, una cifra que alcanzará los 471 millones de pacientes en 20355.

Ante esto el doctor Josep Franch, médico de familia del Centre de Salut Raval Sud (Barcelona), afirma que “es conveniente que las personas que decidan ayunar se somentan a revisión médica 1 mes o 2 antes del inicio del Ramadán. Según mi experiencia son escasísimos los diabéticos musulmanes que antes de cumplir con el Ramadán acuden a su médico para consultarlo, probablemente no llegan a un 10%. Esta cifra demuestra la necesidad de fomentar una educación diabetológica, en la que se informe no solo de los riesgos de ayunar sino, sobre todo, qué significa ser diabético y que puede deparar el futuro con esta enfermedad. Además, esta revisión permite al paciente conocer la mejor manera de cuidar su alimentación durante estas semanas e incluso informarse de posibles cambios en la pauta del tratamiento a seguir”.

“En el mundo existen millones de diabéticos musulmanes que en los próximos días van a cumplir con el ayuno del mes del Ramadán y para algunos de ellos supone un alto riesgo. Concretamente los pacientes en tratamiento con insulina, y especialmente los que utilizan pautas más complejas con múltiples dosis diarias, tienen un riesgo claramente superior que los pacientes que solo utilizan antidiabéticos orales con bajo riesgo de hipoglucemias. Por tanto, en el primer grupo es especialmente importante informar al paciente sobre los riesgos del ayuno, como las descompensaciones hipo o hiperglucémicas y el riesgo de deshidratación” afirma el Dr. Josep Franch.

Como parte de su compromiso con la salud y con el objetivo de ayudar a estos pacientes en la toma y el manejo de esta decisión, la compañía farmacéutica MSD ha elaborado por tercer año consecutivo los materiales “Las realidades del ayuno durante el Ramadán” para personas con diabetes tipo 2, donde se explican los riesgos así como los pasos a seguir para prepararse. Estos materiales, basados en las Recomendaciones para el manejo de la diabetes durante el Ramadán de la Asociación Americana de la Diabetes (ADA), cuentan con el aval de la FEDE.

¿Qué supone el ayuno para las personas con diabetes?

Las personas con diabetes que eligen ayunar durante el Ramadán se abstienen de comer, beber y tomar medicación oral desde el amanecer hasta la puesta de sol. Para los pacientes con diabetes tipo 2 esto incrementa el riesgo de padecer una hipoglucemia que, de no tratarse, puede suponer serios problemas para la salud, como pérdida de conocimiento o convulsiones, que requieren tratamiento urgente.

“Comer alimentos ricos en hidratos de carbono de absorción lenta, como el trigo o la sémola, antes del ayuno y alimentos que liberen azúcar rápidamente, como la fruta, tras el ayuno ayudan a mantener una alimentación equilibrada. Además de las recomendaciones generales, es muy importante que cada paciente se informe lo máximo posible y analice con el médico su caso, puesto que cada uno tiene sus particularidades”, comenta Andoni Lorenzo, presidente de FEDE.

Asimismo, Andoni Lorenzo añade que, “además del papel tan importante que juega el médico antes, durante y después del Ramadán, es muy importante también la labor de las asociaciones de pacientes, claves a la hora de proporcionar información, asesoramiento y concienciación a este colectivo”.

Además, el doctor Franch recuerda que “para todos los diabéticos musulmanes es importante no solo acudir al médico un mes o dos antes del Ramadán sino también una vez que éste termine, para  poder valorar las consecuencias que ha tenido en la salud del paciente, su situación metabólica y considerar si son necesarias nuevas opciones terapéuticas o si se deben mantener las actuales”.

Cómo reconocer una hipoglucemia

Sudoración, escalofríos,  aceleración del ritmo cardiaco, confusión, mareo, vértigo,  hambre y náusea son algunos de los síntomas de una de hipoglucemia. Hay que tener en cuenta que cada persona reacciona a la hipoglucemia de forma diferente, por lo que es importante que cada uno conozca sus propios síntomas. La única manera de saber si se está sufriendo un caso de hipoglucemia es revisando los niveles de azúcar.

“El nivel glucémico es un parámetro metabólico de gran importancia, porque se ha visto que, cuando desciende excesivamente, el organismo no puede utilizar la glucemia como fuente de energía y debe recurrir a otras sustancias, como las grasas, que son mucho más peligrosas. Un organismo con niveles bajos de glucosa no puede ejercer la mayoría de sus funciones, por lo que el paciente puede perder el conocimiento, y sufrir convulsiones, que requieren tratamiento de emergencia” destaca el doctor Franch.

El material informativo “Realidades del ayuno durante el Ramadán”, disponible en www.msd.es/pacientes, pone a disposición del paciente con diabetes unos formularios de seguimiento de la glucemia para ayudarle a mantener un control de la enfermedad y consultar con su médico ante cualquier desajuste.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.