ESTÁS LEYENDO...

Los farmacéuticos, comprometidos con la salud pros...

Los farmacéuticos, comprometidos con la salud prostática

Los farmacéuticos, comprometidos con la salud prostática

El Consejo General ha publicado un nuevo punto farmacológico sobre salud prostática. De este modo, con motivo del Día Europeo del Concienciación sobre el cáncer de próstata que se celebra mañana, actualiza los conocimientos de los farmacéuticos sobre salud prostática, cáncer de próstata e hiperplasia prostática, esta última asociada con una mayor incidencia de cáncer de próstata.

Más de dos millones de europeos viven con cáncer de próstata, provocando la muerte a más de 92.000 cada año. La IARC (International Agency for Research on Cancer) estima que el cáncer de próstata representará en 2020 el tipo de cáncer más comúnmente diagnosticado en los varones españoles y prevé que los varones fallecidos por este motivo sea de 6.217.

Los farmacéuticos desarrollan diversas labores asistenciales dirigidas a optimizar la salud prostática de la población masculina, entre ellas realizar un seguimiento farmacoterapéutico de los pacientes, así como optimizar la adherencia al tratamiento, ya que se ha demostrado que la adherencia total al tratamiento farmacológico de hiperplasia prostática a lo largo de un año es, globalmente, de apenas un 29%. El farmacéutico ofrece además información a pacientes y cuidadores sobre los posibles efectos adversos de los tratamientos o las interacciones farmacológicas.

Mejorar los síntomas urológicos

Las recomendaciones relativas al estilo de vida están básicamente dirigidas hacia una mejora del control de los síntomas urológicos:

–          Realizar actividades encaminadas a reducir el estrés.

–          No beber una cantidad excesiva de líquidos, especialmente de una sola vez; es preferible repartir la bebida en pequeñas cantidades a lo largo del día y evitar beber dos horas antes de acostarse o antes de un viaje largo.

–          No ingerir bebidas alcohólicas o con alto contenido en cafeína (café, té, refrescos de cola, bebidas energéticas, etc.)

–          Evitar el estreñimiento, utilizando una dieta rica en fibra.

–          Evitar utilizar, sin el debido asesoramiento médico y farmacéutico, medicamentos con efectos sobre el tracto urinario inferior, como los antihistamínicos o descongestivos por vía oral, ya que pueden alterar la micción. Es importante tener en cuenta que este tipo de medicamentos está presente en numerosos preparados “anticatarrales”, hipnóticos, etc.

–          Intentar mantener una disciplina miccional, orinando cuando se presenta la necesidad inicial cuando el momento y el lugar lo permitan, aunque no se sienta la necesidad de orinar (como al inicio de un viaje largo).

–          Evitar el frío y las corrientes de aire, porque inducen de forma refleja la micción aunque la vejiga esté vacía.

–          Realizar ejercicio físico moderado, incluyendo ejercicios pélvicos para fortalecer la musculatura abdominal.

–          Hacer una dieta sana y variada, evitando engordar ya que ello puede favorecer el desarrollo hiperplásico de la próstata.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.