ESTÁS LEYENDO...

Los farmacéuticos contra el sida.

Los farmacéuticos contra el sida.

Por su distribución geográfica y demográfica, las farmacias se han convertido en establecimientos sanitarios imprescindibles en el tratamiento de las toxicomanías y la prevención del SIDA. La accesibilidad, la imagen de los farmacéuticos como profesionales sanitarios, y la cobertura territorial convierten a las oficinas de farmacia en establecimientos sanitarios estratégicos para realizar esta labor de salud pública. Desde 1988 en que comenzaron los primeros trabajos, las farmacias españolas están realizando un gran esfuerzo para integrar distintos programas de reducción del daño, centrados principalmente en tres actividades: intercambio de jeringuillas, dispensación de metadona y dispensación de kits antisida. Una verdadera red de reducción de riesgos accesible y profesionalizada que con motivo del Día Mundial del Sida los farmacéuticos quieren poner de manifiesto.

Datos que hablan por sí solos

Según los últimos datos del Plan Nacional sobre el Sida, la dispensación de kits anti-SIDA alcanza una participación del 19,2%. Unas 3.700 farmacias distribuyen material de inyección estéril en diez comunidades autónomas. La dispensación de metadona ha aumentado un 23,7% desde 1999, de forma que unas 1.100 farmacias de 14 comunidades autónomas dispensan metadona a personas dependientes de heroína. Por otra parte, cerca de 800 oficinas de farmacia colaboran en el programa de intercambio de jeringuillas. Además, un 8,7% están contribuyendo con la distribución de preservativos a precio reducido.

Esta línea de trabajo se consolidó en 1998 con la firma de convenios de colaboración entre el Consejo General de Farmacéuticos y los Planes Nacionales sobre Sida y Drogas en programas de reducción de riesgos.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page