Los fármacos del futuro.

CONSEJOSFARMACIA
ACTUAL

Por Josep M. Ferrando i
Colea

Periodista especializado

en Farmacia

[email protected]


Los fármacos del
futuro


A
finales de febrero, miles de farmacéuticos participaron en Madrid en las
“XI Jornadas Profesionales y 4as Internacionales de Medicamentos para el
Autocuidado de la Salud y Parafarmacia”. Allí pudieron ponerse al día de
las novedades terapéuticas en el campo de las llamadas EFP (Especialidades
Farmacéuticas Publicitarias) que son aquellas que no precisan ser recetadas por
el médico y que están totalmente en las manos de los farmacéuticos a fin de
poderlas aconsejar y dispensar ante enfermedades menores.

Paralelamente,
una serie de ponencias y mesas redondas sirvieron para poner al día sus conocimientos
e inquietudes profesinales (el proyecto de la denominada  “Ley del Medicamento” estuvo muy
presente en los debates), junto a nuevas tendencias y caminos a seguir en aras
a mejorar su servicio profesional a la población como sanitarios más proximos a
ella.

Una de las
conferencias con más calado fue la que pronunció el profesor César Nombela bajo
el título “El farmacéutico ante la nueva medicina genómica y
molecular”, organizada con acierto, paralelamente a las citadas Jornadas,
por esta revista que tiene en sus manos. Para los no familiarizados con el
término “genómica”, digamos que es la ciencia que trata del contenido
genético de las células.

El
conferenciante, con un largo historial científico y uno de los más entendidos
en España sobre el tema, es farmacéutico y dirige, en la actualidad, la Cátedra
Extraordinaria de Genómica y Proteómica (patrocinada por los laboratorios MSD).
Su disertación, a pesar de su profundidad, fue amena y pedagógica contribuyendo
a que todos los farmacéuticos presentes pudieran captar la gran importancia que
tienen los progresos en el conocimiento del genoma humano para la medicina y,
concretamente, para la farmacia. Explicó el profesor Nómbela que a medida que
vamos conociendo mejor la composición genética del hombre, surgen nuevas
expectativas directamente relacionadas con la medicina. Las enfermedades
genéticas y las hereritarias, por ejemplo, podrán tener pronto una explicación
y un porqué e, incidiendo en los genes cuya mutación las provoca, podrán
encontrarse vías de solución para predecirlas, evitarlas y corregirlas.

En el
campo de la farmacia, señaló que estos descubrimientos facilitarán la
investigación y desarrollo de fármacos “diana”. Todos sabemos que los
medicamentos no actuan nunca igual -en lo positivo y en lo negativo- en todas
las personas, precisamente porque todos somos distintos. Explicó como, en un
futuro, en función de la secuencia de genes de cada persona podrán crearse
fármacos “personalizados” o al menos para grupos de población más
específicos y concretos.

Los
farmacéuticos asistentes, de regreso a sus farmacias, fueron conscientes que su
misión sanitaria, a nuestro servicio, se ampliaba de forma ilimitada. ¡Que lo
veamos!



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page