ESTÁS LEYENDO...

Los menús en los Colegios no se ajustan a las nece...

Los menús en los Colegios no se ajustan a las necesidades dietéticas de los escolares

Mientras que aumenta el sobrepeso en la infancia y la adolescencia en la población española – se estima que el 14% padece obesidad – los niños que comen a diario en sus centros no reciben el aporte necesario de vitaminas, proteínas, grasas… En definitiva, no consumen una dieta equilibrada. Con el comienzo del nuevo curso académico, los menús que ofrecen los comedores escolares no parecen obtener el aprobado y se caracterizan por contener muy poca fruta, verduras y legumbres, mucha carne y una cantidad de pescado totalmente insuficiente.

Otro de los aspectos que más preocupan a los expertos es la mala estructuración de los menús. Así, según la doctora Isabel Polanco Allúe, secretaria general de la Asociación Española de Pediatría (AEP), se observa que “la media de ingestión de fruta es de 3,4 veces semanales, la de verduras es de poco más de dos veces semanales – sumando las veces que aparece como primer plato y las que se utiliza como guarnición – , las legumbres se consumen 1,4 veces a la semana y el pescado en 1,3 ocasiones”, explica la doctora Polanco. En su lugar, el consumo de carne se considera elevado. De este modo, los expertos consideran que los menús estudiados presentaban un exceso de grasa y de proteínas, frente a una cantidad deficiente en carbohidratos.

Por otra parte, los pediatras consideran imprescindible que los centros educativos ofrezcan dietas especiales a aquellos niños que las necesiten por causas médicas. Aún así, la mayoría de ellos no disponen casi nunca de formación específica ni de personal cualificado para ello. “Leer un libro de dietética o copiar un menú no garantiza la correcta preparación y, por lo tanto, un seguimiento adecuado de la dieta o la ausencia de peligro”, destaca la doctora Polanco.

El profesor Alfonso Delgado, presidente de la AEP, afirma que una dieta equilibrada en la infancia debe distribuirse a lo largo del día en 4 ó 5 comidas: el desayuno, la de media mañana o almuerzo, la merienda y la cena. Así, el aporte calórico debe estar dividido de la siguiente forma: el 25% en el desayuno, el 30% en la comida del mediodía, entre el 15 y el 20% en la merienda y entre el 25 y el 30 en la cena. “Aunque el desayuno es una de las comidas más importantes del día, la mayoría de los niños acuden al colegio desayunando de forma incorrecta o incluso en ayunas”, concluye el experto.

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page