ESTÁS LEYENDO...

Los nuevos fármacos para tratar la esquizofrenía l...

Los nuevos fármacos para tratar la esquizofrenía llegarán hacia 2015

Los especialistas en Psiquiatría contarán en un periodo corto de tiempo con nuevas herramientas para un mejor abordaje de la esquizofrenia, gracias a los nuevos fármacos para tratar esta patología que llegarán a la industria farmacéutica hacia el año 2015 -en unos dos/tres años aproximadamente-.

Estas afirmaciones han sido realizadas por el doctor Miquel Bernardo, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB), durante la conferencia “Los nuevos paradigmas de la esquizofrenia”, realizada en el XXI Curso de Actualización en Psiquiatría que se celebra hasta hoy, viernes 8 marzo, en Vitoria.

En concreto, el especialista ha explicado que estos nuevos tratamientos se encuentran en una parte “muy avanzada” de ensayos clínicos. “Está previsto que en menos de tres años estén en condiciones de llegar al mercado farmacéutico, tras pasar todos los filtros de seguridad y demostrar su solvencia”.

En lo que respecta a las nuevas cualidades de los nuevos fármacos, el doctor Bernardo ha detallado que su acción se centrará en su acción antipsicótica (tratamiento de las ideas delirantes, alucinaciones, etc) y actuarán también en la parte cognitiva (resolución de los problemas cognitivos que presentan muchos enfermos como capacidad de atención y pérdida de memoria que les impide resolver los problemas de la vida diaria).

Por otro lado, los nuevos fármacos actuarán sobre la apatía (falta de entusiasmo), abulia (carencia de voluntad), asociabilidad (capacidad para relacionarse), y la anhedonia (incapacidad para experimentar placer).

En su discurso, el experto ha recordado cómo en la “etapa oscura de la Psiquiatría, cuando no había tratamientos efectivos -hasta el año 55 aproximadamente-”, los pacientes que sufrían de esquizofrenia eran recluidos en centros psiquiátricos ante la imposibilidad de controlar las ideas delirantes y alucinaciones.

“Hoy en día ésto es infrecuente porque se ha recudido el número de hospitalizaciones, así como el tiempo que están hospitalizados. Los pacientes dejaron de sufrir ideas delirantes, etc, y pudieron abordar su enfermedad en comunidad, gracias a la mejora de los fármacos a partir de los 60 y a un abordaje psicosocial”, ha descrito el especialista.

En este contexto, el máximo representante de la Psiquiatría biológica de España ha especificado que la enfermedad es “muy compleja” y tiene “una gran prevalencia en nuestro país”. Alrededor del medio millón de personas en España padece esta patología psiquiátrica y es la tercera causa de discapacidad entre la población  joven del mundo.

“Hay que partir de la base que estamos ante una enfermedad muy prevalente, muy presente en toda la sociedad, que en los últimos años ha dado lugar a un progreso muy notable en la reducción de los síntomas y se han mejorado en las perspectivas de vida de los pacientes. Con estos nuevos fármacos se dará un paso importante”.

“Los tratamientos han mejorado mucho en lo que refiere a ideas delirantes, alucinaciones y conducta desorganizada. Hoy en día estos síntomas se controlan bastante bien en una proporción muy significativa de pacientes, pero hay carencias y expectativas que todavía los tratamientos farmacológicos no han podido resolver y que, paso a paso, gracias a estas nuevas investigaciones vamos resolviendo”, ha evidenciado el doctor Dr. Bernardo.

“El reto -ha concluido el experto- “es disponer de fármacos que no solo se centren en la acción antipsicótica, sino también en las capacidades de dominio de la realidad de los pacientes y que actúen también sobre los síntomas afectivos (depresiones)”.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page