ESTÁS LEYENDO...

El manejo correcto del inhalador, clave para el bu...

El manejo correcto del inhalador, clave para el buen control del asma

El manejo correcto del inhalador, clave para el buen control del asma

Boehringer Ingelheim celebra esta tarde la tercera edición de ‘Encuentros’, su chat dirigido al profesional sanitario. En esta ocasión los colectivos de Atención Primaria y enfermería, son quienes recibirán la sesión, debido a su papel clave en la educación al paciente. La cita se ha centrado en el uso de los inhaladores y su relación directa con el control del asma, siendo el uso correcto de los dispositivos uno de los retos en el abordaje de esta enfermedad, puesto que un 50% de los pacientes asmáticos están mal controlados. Pero, además de la búsqueda de una buena respuesta al tratamiento para los propios pacientes, un buen control de la enfermedad supondría una mejora para el sistema sanitario, ya que el asma no controlado supone el 70% de los recursos sanitarios y no sanitarios destinados al abordaje del asma.

Casi 8 de cada 10 pacientes no son capaces de utilizar el inhalador de forma correcta, una cifra que, entre otras cuestiones, viene determinada por la variedad de dispositivos inhalatorios existentes y que requieren de un conocimiento de cada técnica de inhalación para su uso adecuado, además de que el paciente debe contar con la capacidad física adecuada para su uso, tal y como indica la Dra. Martínez-Moragón, jefa del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Dr. Peset de Valencia y coordinadora del área de Asma en la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). “Muchas veces no se enseña de forma adecuada al paciente a manejar el dispositivo, no se comprueba que es capaz de hacerlo bien, o se dan mensajes diferentes entre diversos profesionales (médicos, farmacéuticos, enfermeros, etc.)”, señala la doctora.

Por otro lado, la propia opinión y preferencia del paciente es muy importante, como por ejemplo su  comodidad  de uso (tamaño, forma), la sensación oral (sabor, irritación), ya que “en ocasiones, los inhaladores no se emplean de forma adecuada por existir barreras culturales o creencias erróneas sobre el uso de inhaladores (como que crean adicción, que no se necesitan de forma continuada, que tienen efectos secundarios locales o sistémicos, etc.)” explicaba la Dra. Martínez-Moragón.




La relación entre educación sanitaria y efectividad de tratamiento
El mal uso del inhalador conduce a un mal control del asma, lo que además aumenta el riesgo de exacerbaciones y de los efectos adversos. De este modo, “se pone de manifiesto la importancia de evaluar la técnica inhalatoria y de ofrecer una educación adecuada a todos los pacientes, especialmente antes de aumentar la dosis de corticosteroides inhalados o de añadir otros agentes farmacológicos”, asegura la Dra. Martínez-Moragón, más aun teniendo en cuenta que algunos estudios han demostrado que cuanto mayor es el grado de cumplimiento del tratamiento, menor es el número de exacerbaciones sufridas.

“No podemos negar que existen más pacientes de los que los profesionales pensamos, que no utilizan el inhalador de forma correcta”, afirma la Dra. Martínez-Moragón. Por lo que hay una necesidad de educación continuada en el uso correcto de estos dispositivos para mejorar la eficacia del tratamiento. En este sentido, según comentaba la Dra. Martínez-Moragón, “el papel de la enfermería es crucial en la educación para el mejor cumplimiento de la terapia inhalada”. Esto contribuirá a lograr el objetivo principal que es aumentar el control del asma, que está demostrado que es mayor cuanto mayor sea la adherencia al tratamiento.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.