ESTÁS LEYENDO...

Manicura duradera: larga vida a tus uñas

Manicura duradera: larga vida a tus uñas

Es muy difícil evitar los “desconchones” del esmalte de uñas, ya que los gestos del día a día “conspiran” en contra de las manicuras impolutas. Los expertos de Faes Farma ofrecen una serie de consejos para lograr una manicura duradera y alargar la vida del color en nuestras uñas:

1-Dejar las uñas reposar un par de días sin esmalte. De esta manera, al estar al aire, la uña estará más porosa, lo que facilitará que la laca penetre y se agarre mejor.

2-Antes de elegir el color del esmalte, es importante que las uñas estén perfectamente limpias. Hay que asegurarse de eliminar cualquier resto de suciedad o esmaltes anteriores; frotarlas con un algodón húmedo con un poquito de acetona y lavarse las manos con agua y jabón para eliminar la suciedad.

3-Aplicar una prebase o base coat, que ayudará a que el esmalte se adhiera mejor y hará que la superficie de la uña sea uniforme. Es recomendable que sea transparente. En el mercado existen de muchos tipos: con calcio, endurecedoras, con vitaminas, etc. Todos estos “pluses” ayudan a mejorar la salud y firmeza de las uñas. Las bases mate, que además tienen una textura algo más rugosa, también mejoran la adherencia.

4-Aplicar el esmalte con cuidado, abarcando todos los huecos y evitando pasar varias veces por la misma zona. Pintar una capa delgada y esperar a que ésta se seque bien al menos durante 10 minutos. Es importante ser paciente para evitar hacer manipulaciones y que se estropee. Después, aplicar una segunda capa fina. Hay que tener en cuenta que si las capas son excesivamente gruesas, es probable que salgan burbujas y la pintura tarde más en secarse.

5-Se debe tener especial cuidado con los bordes, ya que suelen ser la primera zona en desconcharse.

6-Para finalizar, se puede aplicar un top coat o finalizador, esto es, una última capa que protegerá el color del desgaste y evitará que el esmalte se raye al rozar alguna superficie. Cubrir el borde nuevamente, para prolongar así el efecto de la manicura.

7-Más allá del proceso de pintarse las uñas, su mantenimiento es fundamental, así que hay que tener precaución a la hora de realizar las tareas del día a día: ponerse guantes para limpiar y evitar jugar con ellas, rascarse y, por supuesto, ¡no morderlas! Para evitar esta tentación, se puede recurrir a productos específicos.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.