ESTÁS LEYENDO...

¡Manos perfectas en 10 pasos!

¡Manos perfectas en 10 pasos!

¿Qué puedo hacer para que mis manos recobren el aspecto sano e hidratado que tenían? Con el frío se me ponen ásperas y muy secas y aunque me pongo cremas, no mejoran”. Nos escribe… Lola (Cuenca)

La piel es una barrera protectora en la que los lípidos naturales protegen de la deshidratación. Sin embargo, aparte de que las manos son más sensibles y se utilizan a menudo desprotegidas, algunas personas tienen esa barrera mucho más fina, por lo que las manos son más sensibles a los factores que las pueden estropear, secar y agrietar. En invierno, el frío es uno de los factores clave involucrados en que esta piel se deteriore más fácilmente. Es muy importante proteger las manos, tanto si se están utilizando productos que pueden irritarlas durante el trabajo, como si son muy sensibles al frío, para ello, lo ideal es utilizar guantes o en su defecto utilizar cremas que formarán una película protectora.

10 normas básicas

1.      No utilices el agua muy caliente al lavarte las manos. El agua caliente esta elimina la capa lipídica natural de la piel, provocando una mayor deshidratación y sequedad.

2.      Procura lavarte las palmas, que son la parte más resistente de las manos y la que más se ensucia, intentando evitar el uso del jabón en los dorsos, siempre que se pueda. A ser posible utiliza sólo agua.

3.      Seca posteriormente las manos con cuidado con una toalla de algodón. No las dejes secar al aire y menos si es al aire libre.

4.      Utilizar jabones sin detergentes como los Syndet.

5.      Una vez lavadas las manos y después de secarlas, hidrátalas inmediatamente. Es preferible que la crema hidratante que usemos sea cremosa y con alto contenido en lípidos, son preferibles los ungüentos a las cremas que a la vez tengan la capacidad de formar una película protectora y reparadora.

6.      Es muy útil el uso de guantes para proteger las manos. También nos van a ser útiles para ayudar a penetrar los activos y reparar las manos. Se pueden usar guantes de algodón si las manos están irritadas y pican.

7.      Se puede utilizar también un guante no muy ajustado de plástico o un film de cocina, formará una película oclusiva que ayudara a que la crema sea más efectiva.

8.     Utiliza la crema varias veces al día y cada vez que se laven las manos. Tenla siempre a tu alcance en la mesita de noche o en la mesa de trabajo.

9.      Cuando se aplica la crema en las manos, se debe también aplicar en uñas y cutículas, estas se van a secar igual que las manos.

10.  El uso de humidificadores puede hacer que la piel se mantenga más hidratada, y no sólo las manos.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.