ESTÁS LEYENDO...

María pujalte.

María pujalte.

?Cuando no hago gimnasia tengo la sensación de que me
voy arrastrando por el escenario?

?La comedia tiene algo muy liberador, hace posible
vivir mejor?

Por Xoan Luaces-Fandiño

Originaria de A Coruña, su ciudad
de nacimiento (en 1966) y en la cual comenzó su carrera de actriz, María
Pujalte se ha ido convirtiendo en un rostro popular para los televidentes.  Primero fue Mamen, secretaria de redacción de
la serie Periodistas y después se hizo con el traspaso del Casi Que No, el bar de la serie Siete Vidas, interpretando a una
propietaria borde y enamoradiza que fue haciéndose un hueco en la vida de los
demás personajes en los capítulos de la comedia de Telecinco.

La Pujalte había empezado en su tierra natal formando compañía
con otra actriz,  María Bouzas, por eso llamaron
a su agrupación teatral Compañía de
Marías
. En el cine fue gracias a su participación en Entre Rojas (1995) que la Unión de Actores le concedió el Premio a la Mejor Actriz Revelación, a la
vez que conseguía ser nominada a los Goya por la misma categoría. Insomnio, Libertarias, Martes de Carnaval
o la más reciente A mi madre le gustan
las mujeres
, han sido algunas de sus otras intervenciones en el cine.

Esta temporada
otoñal, tras el cierre definitivo del bar de Siete Vidas, ha vuelto al remozado
Teatro Maravillas de Madrid paraponerse en la piel de una
mujer que vive el  infierno de los malos
tratos
en la obra ‘Dónde pongo la cabeza’, de Yolanda
García Serrano. Tamzin Towsend, directora que tiene actualmente en cartel otras
dos obras, Gorda y El Método Grönholm, es la responsable de
este montaje que lleva representándose varios meses.

¿Cómo es que se ha embarcado
de nuevo en la aventura teatral?

Acabé la serie Siete Vidas, la
productora me ofreció esta función y dije que sí. Es un texto muy curioso, muy
especial, una historia de pareja contada de una manera un tanto extraña. El
personaje era muy bonito y me gustó. Como se empezaba a ensayar ya y lo dirigía
Tamzim Townsend, una directora que me gusta mucho y con quien no había trabajado
antes, tenía ese aliciente. Y aquí estamos.

¿Cómo describiría la función,
a qué género pertenece?

Es una tragicomedia, una
función llena de sorpresas y de cambios, que está narrada desde diferentes
puntos de vista. Sale, entra, viene y va? eso requiere de unos reflejos rápidos
para el actor, como si se tratara de un tigre dispuesto para la acción. Así
estamos los cinco participantes, agitados.

¿Cuál es su opinión sobre la
denominada violencia de género, la base argumental de Dónde pongo la cabeza?

Yo me expreso a través de lo
que hago en escena y es como me quiero expresar. Las valoraciones sobre estos
temas deben hacerlas los especialistas. Soy una persona humana, una individua,
que puede tener su opinión, que es que esto está muy mal, más allá no me
atrevería a manifestarme. Esta obra es la historia de una pareja que está ahí
viviendo esta realidad. Ninguno de los dos sale de su situación.  Es un poco parecido a imaginarse que te coge
un tornado y como estás dentro, no puedes salir, y cuando sales, sales
despedido. L fuerza centrífuga del tornado los obliga a estar dentro, pero todo
en clave de humor.

-¿Volverá algún día Siete
Vidas a las pantallas de televisión como ocurrió con Friends?

Siete vidas se acabó; se
acabó en marzo y para siempre. For ever.

-A no ser que  paguen a los actores un millón de dólares por
capítulo?¿no?

No lo dejamos nosotros, sino
que cerraron el chiringuito, vamos. Friends y Siete Vidas son dos cosas muy
diferentes, pero fue la cadena la que no quiso seguir.

-Llevaba ya unas cuantas
temporadas en la serie ¿ No lo ha echado en falta desde marzo?

-No estuve mucho tiempo,
estuve solamente tres temporadas y entré poquito a poco, quiero decir, que al
lado de mis compañeros, que algunos llevaban, como Amparo Baró, siete años y
otros seis, cinco años, en fin, una barbaridad, yo casi que al final me quedé
con ganas de un poquito más. Entrar en una serie que está muy enraizada como
era ésta, no era nada fácil, y justo cuando ya empezaba a disfrutar como una
loca, que lleva su tiempo, se acabó. Así que me quedé con cagas de seguir pero
fue bonito hacerlo, estar con ellos, hacer escenas en el bar de comedia
comedia, comedia, comedia fue muy bonito. Otra manera de trabajar muy diferente
que en Periodistas, porque había público y se ensayaba con una función de
teatro todos los días, de lunes a viernes y el viernes se hacía con público,
era una fórmula maravillosa.

Cuénteme una anécdota de
Siete Vidas que sea muy divertida??

No me acuerdo de nada y mira
que pasaron cosas durante los ensayos y en el plató. Ataques de risa,  de no poder grabar, muchos, porque con
Gonzalo de Castro al lado te puedo asegurar que es muy difícil aguantarse la
risa. Al público le encantaba, como iba a ver la grabación del capítulo correspondiente,
veía también todos los entresijos. No se hacía en directo, como ocurrió en el
capítulo 200. Cuando te da la risa a la gente le encanta.

  ´

Supongo que lloraron todos
cuando se acabó de grabar el capítulo de despedida?.

Yo no lloré, pero sí otras personas
porque significaba mucho para ellas. Yo estaba con mucha euforia y con mucha
ilusión, firmaría hoy mismo para grabar siempre en directo. Fue una experiencia
maravillosa. El alma mater de Siete Vidas era Ampara Baró y para ella era un
momento tremendo, lleno de emoción, con todos los que habían participando en la
serie que regresaron para la última función, como Tony Cantó, Blanca Portillo o
Paz Vega que grabó su intervención, lo mismo que Javier Cámara que había hecho
la grabación previa con su personaje.

¿Ya tiene algún proyecto de
cine en mente o es que ha dejado de interesarle?

A mí me interesa todo, todo.
Lo que pasa que en este momento no ha surgido y si surgiera sería muy difícil
compaginarlo con la obra de teatro. Hacer temporada en un teatro en Madrid
quiere decir que estás trabajando de forma permanente en un lugar, solamente si
sale una película que se ruede en Madrid podría rodar por las mañanas y hacer
la función por la tardes, si es así, bienvenido sea.

¿Tiene en proyecto alguna
otra serie en los próximos meses?

Acabamos de estrenar,
prácticamente, y ahora la cabeza la tengo en Dónde pongo la cabeza, en el
teatro, que son muchas horas de trabajo y de ensayos, mucha energía, mucha
ilusión de todo el equipo para que todo vaya bien. De momento no hay tiempo
para más.

¿El estreno de Dónde pongo la
cabeza ha sido en Madrid?

La hemos estrenado en Avilés,
hemos estado en Salamanca y con estas dos funciones previas ya nos vinimos a
Madrid a principios de septiembre. Esperamos poder estar mucho tiempo aquí,
hasta junio, si todo va bien.

¿Por qué recomienda que  la gente vaya a ver Dónde pongo la cabeza?

Tiene una cosa que como
espectadora me gusta mucho, y es  que se
está contando una cosa muy fuerte, con cosas que pasan muy duras pero en clave
de comedia. No es la comedia del chiste por el chiste, sino que hay una
historia, una cosa más profunda detrás. Hay un tono que provoca que en
determinado momento te rías, te diviertas y luego ya pienses en la barbaridad
que acabas de escuchar y ver.

¿Se siente más cómoda en la
comedia o ha sido una consecuencia del devenir de su carrera?

A mi me gusta todo, todo. La
comedia es muy agradecida porque sales con muy buena onda del teatro. Sobre todo
lo vives mucho en el teatro. Llegar a una función, hacer reír, acabarla y salir
crea muy buena energía. El drama es maravilloso pero conlleva un esfuerzo
gordo, porque te enfrentas cada día al mogollón que tienes que hacer en escena.
La comedia tiene algo muy liberador, nos hace posible vivir mejor, sino esto a
veces sería un poco duro.

¿Qué hace cuando tiene
cualquier problema físico relacionado con su profesión, cómo se cuida la voz,
por ejemplo?

Me ha pasado quedarme con la
voz muy tocada, no sin voz, pero si afónica. Lo mejor para la voz es descansar,
no hablar. Si me veo en la circunstancia de tener que hacer una función y estoy
muda, sé que hay unos chutes que a mi no me atraen nada, porque no me gusta
tomar algo que no sea natural. Me han dicho que las gárgaras de genjibre son
muy buenas para la voz, y alguna otra hierba, pero lo mejor es irte a casa,
dormir, descansar, no hablar e hidratar las cuerdas con agua.

¿Es necesaria la preparación
física para hacer teatro, hay que estar en forma?

Me cuido físicamente y
procuro estar en forma. Requiere mucha energía el teatro. Hago gimnasia en
soledad para que aguante el cuerpo, sino tienes la sensación de que te vas
arrastrando por el escenario. Si pasa esto no estás en forma para expresar y
llegar al señor que está en la última fila. Hay que estar en forma porque las
armas que tiene un actor son parecidas a las de un instrumento, tienes que
estar afinado.  Tienes tu cuerpo, tu voz,
tu cabeza, y un día te puedes pegar una farra pero, en el teatro, todos los
días hay que estar a punto. El escenario merece un respeto e igual que los
bailarines tienen una disciplina, al igual que los cantantes, los actores deben
tenerla igual.  

 

¿Ha tenido la suerte algo que
ver en su carrera o cree más en el trabajo concienzudo y constante?

-Sí creo que la suerte es un
factor importante también y aunque puedes pensar que la suerte la provoca uno a
veces pasan cosas que dices estaba yo ahí en el momento que tenía que estar  es verdad que a veces la suerte es así rara.
Como uno no puede estar siempre pensando en la suerte, a ver si me toca la
lotería, pues solamente nos queda trabajar mucho, estar contento estar
ilusionado por lo que haces, sino te ilusiona interpretar mejor no actúes
porque no le encuentro mucho sentido sino te hace mucha mucha ilusión

¿Sueña alguna vez con interpretar
algún personaje determinado?

Sueño con personajes bonitos en
general, con que me ofrezcan cosas muy bonitas en teatro, en cine o en
televisión, personajes que al leerlos te seduzcan de alguna manera. Siempre
decíamos María Bouzas y yo, mi compañera de la Compañía de
Marías en A Coruña, que de viejecitas haríamos Arsénico por compasión,  nos encantaban aquellas viejecitas asesinas.
Ese tipo de cosas me gustan pero no persigo cosas concretas o puntuales.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page