ESTÁS LEYENDO...

Más de la mitad de los españoles que acuden a las ...

Más de la mitad de los españoles que acuden a las farmacias desconocen el fotoprotector adecuado para su tipo de piel


Los laboratorios ISDIN han editado el primer estudio sobre fotoprotección en la farmacia a partir de 1.000 encuestas realizadas a farmacéuticos de toda España. Entre las conclusiones más relevantes destaca que el 51,6% de la población que acude a la oficina de farmacia desconoce el factor de protección solar que necesita para su tipo de piel, de lo que se deduce que a día de hoy la población sigue sin conocer cuál es su tipo de piel (o fototipo) y qué relación hay entre éste y los productos más adecuados.

Otro dato sorprendente, y a la vez alarmante, es que el mito que más preocupa a los ciudadanos es pensar que la utilización de fotoprotectores impide el bronceado, algo que es compartido por el 25,25% de la población.

“Hay una preocupación generalizada por estar moreno antes que por estar protegido. Se trata de un objetivo muy asentado en nuestras costumbres, impuesto por la moda o la creencia de que el bronceado indica una apariencia saludable”, afirma Josep Montero, farmacéutico de ISDIN. Según el especialista, la piel protegida con un factor de protección (FPS) adecuado y siguiendo las normas de aplicación se consigue también el bronceado propio de cada tipo de piel. “La diferencia está en ponerse moreno de forma más responsable y segura”, añade Montero.    

El estudio también revela que la mayor desinformación de los ciudadanos corresponde a la aplicación de los fotoprotectores y a su utilización. Casi el 61% de la población que acude a las oficinas de farmacia desconoce las pautas básicas para proteger la piel del sol de manera correcta y eficaz. Entre los mitos que los farmacéuticos han detectado en las encuestas, destacan:


 

          La creencia de que es suficiente con aplicar el fotoprotector una vez al día

          La consideración de que sólo hay que aplicar el fotoprotector antes de la exposición solar sin importar que diversas zonas de la piel queden desprotegidas (nuca, ingles, orejas y labios)

          La suposición de que el uso de fotoprotectores se limita a la playa

          El convencimiento de que la fotoprotección no es necesaria una vez que la piel ya está bronceada


 

Otro de los aspectos que más desconocen los consumidores es la conservación de los fotoprotectores. A pesar de más de 10 años de campañas sanitarias orientadas a la fotoprotección en España, con advertencias como a de no utilizar las cremas solares de un año para otro, este estudio revela que el 48,8% no pone en práctica esta recomendación.

En los últimos años se ha notado una mejora en el comportamiento de la sociedad en general frente al sol, pero los especialistas insisten en que todavía es necesario mejorar el conocimiento de la población sobre hábitos correctos de exposición solar y sobre el uso del fotoprotector adecuado para cada tipo de piel a través de campañas sanitarias que incidan en un comportamiento responsable, permitiendo aprovechar los beneficios del sol de manera saludable.

El objetivo principal del estudio ha sido conocer la opinión y el comportamiento de la población a partir de los datos de que dispone el farmacéutico, que, desde su oficina de farmacia, es el profesional más cercano a los ciudadanos. Se realizaron seis preguntas generales y abiertas sobre los hábitos de la población atendida en la oficina de farmacia respecto al conocimiento que se tiene de la forma de protegerse frente al sol. Los cuestionarios fueron contestados en su mayoría por el farmacéutico titular (cotitular o regente, representando el 64,57% de los colaboradores).

El primer estudio sobre fotoprotección en la farmacia forma parte del conjunto de acciones que ISDIN lleva a cabo para divulgar y concienciar a los distintos públicos que abarca su área de actuación (sociedad en general, dermatólogos, farmacéuticos,..) acerca de hábitos de fotoprotección saludables. Entre los meses de abril y junio ISDIN puso en marcha un programa de formación dirigido exclusivamente a farmacéuticos. En total, aproximadamente 10 mil profesionales de toda España han participado en sesiones teóricas y prácticas sobre aspectos básicos de cuidados de la piel frente al sol.  




 

Principales conclusiones de la encuesta reflejadas en el primer estudio de la fotoprotección en la farmacia


 

          Más de la mitad de los clientes está desinformada en cuanto a la aplicación y el uso de los fotoprotectores.

          En un 50% de los casos, la desinformación corresponde a los factores de fotoprotección.

          Uno de cada 10 clientes está preocupado porque cree que con la utilización de fotoprotectores no se broncea (pregunta sobre fotoprotección que más sorprende al farmacéutico).

          La pregunta más frecuente en la farmacia es cuál es el factor de protección necesario.

          Aproximadamente 5 de cada 100 consultas hace referencia a factores de protección, e igualmente a fotoprotectores para pieles sensibles o manchas.

          Los mitos en fotoprotección detectados por los farmacéuticos están relacionados, en general, con los fallos en conceptos básicos y sobre cómo utilizar los fotoprotectores.

          El fotoprotector más demandado en la oficina de farmacia es el de factor de protección Extrem (16,47%), seguido del factor con el índice >50 (14,67%) y el de 15 (11,38%).

          Son significativamente superiores los factores de protección 20 y 25 en adolescentes, y los superiores a 50 y “ultra” en la tercera edad.

          Respecto al excipiente, la forma farmacéutica más demandada es la crema, seguida del gel.

          Por grupos de edad, se demanda más información, en orden de más a menos, para los niños, los adultos, la tercera edad y los adolescentes.

          En cuanto a lugar de uso, se solicita más información, en orden de más a menos, para la playa, la montaña/esquí, el campo/rural, los viajes al extranjero, trabajar al aire libre, deportes y población urbana.

          En situaciones especiales, los grupos que demandan más información en la oficina de farmacia son los que poseen enfermedades cutáneas, las mujeres embarazadas, los pacientes en tratamiento con medicamentos fotosensibilizantes, las mujeres lactantes, los turistas, las mujeres menopáusicas y los inmigrantes.


 


Conocer el filtro solar adecuado para su tipo de piel

En opinión de los expertos, se ha avanzado mucho en los últimos años en España en lo que respecta a los hábitos en la exposición al sol, pero todavía no es suficiente. Es importante señalar que, aunque el 95% de la población sabe lo que es un Factor de Protección Solar (FPS), todavía muchas personas utilizan los fotoprotectores de manera incorrecta.

Cada tipo de piel necesita un filtro solar distinto y el FPS indica el tiempo que se puede permanecer al sol sin riesgo de quemadura. Cuanto mayor sea el factor de protección solar, más alta será la protección frente al sol.


 


CATEGORÍAS DE FOTOPROTECCIÓN

FPS de 6 a 10             Protección BAJA

FPS de 15, 20, 25       Protección MEDIA

FPS de 30 a 50           Protección ALTA

FPS de 50+(*)            Protección MUY ALTA

(*) Corresponde a un FPS superior a 60


 

Por otra parte, los dermatólogos han afirmado que el sistema inmunitario es vulnerable a las alteraciones causadas por agentes ambientales tales como la radiación UV. Diversos estudios indican que la exposición ambiental ordinaria a los rayos UV sin la aplicación de un fotoprotector adecuado suprime la respuesta inmunitaria de los seres humanos, por lo que puede acentuar la propensión a ciertas enfermedades infecciosas que afectan a la piel y algunas infecciones sistémicas. Además, la exposición a los rayos del sol está vinculada a diversos tipos de cáncer de piel, envejecimiento prematuro, cataratas y otras enfermedades oculares.




COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page