ESTÁS LEYENDO...

Más del 40% de los bebés ingresados por bronquioli...

Más del 40% de los bebés ingresados por bronquiolitis fueron fumadores pasivos en la gestación

El hábito tabáquico materno durante la gestación es uno de los factores de riesgo determinantes para el posterior desarrollo de bronquiolitis en el lactante. La bronquiolitis es una infección respiratoria aguda que constituye un importante problema sanitario en los 2 primeros años de vida al suponer la primera causa de hospitalizaciones del lactante.  Se estima que durante la estación epidémica (septiembre-abril) pueden enfermar alrededor del 10% de los lactantes, de los que el 15% aproximadamente requerirán ingreso. Es por ello que, en la celebración del Día Mundial Sin Tabaco, se pone de manifiesto la necesidad de dejar de fumar para preservar la salud de los más pequeños.Cada 31 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el Día Mundial sin Tabaco, cuyo objetivo consiste en señalar los riesgos que supone el consumo de tabaco para la salud y fomentar políticas eficaces de reducción del mismo ya que, el consumo de tabaco es la principal epidemia prevenible a la que se enfrenta la comunidad sanitaria.Tabaquismo y desarrollo de bronquiolitis
Numerosos trabajos demuestran que el tabaquismo es un factor de riesgo en la aparición de enfermedades de las vías respiratorias, pudiéndose demostrar una relación entre la exposición al tabaco en edades tempranas de la vida y el posterior desarrollo de infecciones de las vías respiratorias altas y bajas. Con el objetivo de determinar la influencia de la exposición prenatal y posnatal al tabaco en el posterior desarrollo de bronquiolitis, el estudio “Tabaquismo pasivo prenatal y posnatal y bronquiolitis”, revela que, con una muestra de 450 lactantes, de los cuales el 27,3% fueron diagnosticados de bronquiolitis, el 32,9% de los bebés ingresados por bronquiolitis tenía al menos un progenitor fumador.Además, cabe destacar que, el 27,8% de los bebés incluidos en el estudio fueron expuestos al tabaco durante la gestación, el 44% de ellos ingresaron por bronquiolitis. La incidencia de embarazadas fumadoras era elevada, llegando a ser 1 de cada 4 de ellas. Este estudio pone de manifiesto que el hábito tabáquico durante el embarazo aumenta significativamente el riesgo de bronquiolitis en el lactante, dato que corrobora las conclusiones de otras publicaciones realizadas y que han llegado a afirmaciones similares, estableciendo que el tabaquismo durante el embarazo aumenta de forma significativa el riesgo de sibilancias e infecciones del tracto respiratorio superior e inferior durante los primeros meses de la vida de los bebés.
En línea con los resultados de este estudio, el estudio “Factores de risco asociados à hospitalização por bronquiolite aguda no período pós-neonatal”, revela que el riesgo de hospitalización por bronquiolitis es un 57% mayor en los bebés expuestos al humo del tabaco y además concluye que la lactancia materna representa un efecto protector frente a las infecciones; así, el riesgo de hospitalización por bronquiolitis es 3 veces mayor en niños amamantados durante menos de un mes que los que han recibido lactancia materna durante más tiempo.Consecuencias de la bronquiolitis causada por virus respiratorio sincitial
Las infecciones respiratorias son la primera causa de morbimortalidad en los lactantes. El virus respiratorio sincitial (VRS) es el agente infeccioso que más frecuentemente causa infecciones en lactantes y niños menores de 2 años. El VRS es el causante de más del 90% de los casos de bronquiolitis, una infección respiratoria aguda del tracto respiratorio que afecta a los bronquiolos, en los que se hace el intercambio de oxígeno por dióxido de carbono. La bronquiolitis tiene una estacionalidad típicamente invernal, con picos de incidencia en los meses de diciembre y enero, aunque el virus produce infecciones durante todos los meses del año.

En España, casi el 60% de los niños han desarrollado la infección al año de edad, y casi el 80% a los dos años. Entre el 0,5% y el 2% de los afectados son hospitalizados. Sin embargo, en el caso de los bebés más vulnerables, es decir, aquellos considerados como grupos de alto riesgo (prematuros, aquellos con enfermedad pulmonar crónica o con cardiopatías congénitas) la cifras de ingreso hospitalario en nuestro país alcanza el 13% y en la Unidad de Cuidados Intensivos llegan a ingresar un 20% de niños prematuros de entre 33-35 semanas de edad gestacional.

Puesto que la bronquiolitis presenta elevados índices de morbilidad en los lactantes y niños menores de 2 años y constituye una de las primeras causas de ingreso hospitalario de éstos, es importante evitar factores de riesgo de infección por VRS como el tabaquismo e implantar una serie de sencillas medidas, tanto higiénicas como preventivas, para evitar el contagio de infecciones respiratorias en la población pediátrica, tales como: lavado de manos, evitar ambientes y entornos cerrados, sin ventilación y potencialmente contagiosos como guarderías o colegios, evitar la cercanía a personas enfermas o que padezcan algún tipo de infección, utilizar pañuelos desechables y tirarlos inmediatamente después de su uso con el fin de evitar la permanencia y circulación de los virus, evitar el humo del tabaco cerca de los bebés y, en el caso de que se trate de un paciente en riesgo de padecer una infección por VRS y se indique la necesidad de prevención, utilizar un tratamiento profiláctico basado en anticuerpos que combaten la infección.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page