ESTÁS LEYENDO...

Más del 50% de los pacientes de pie diabético no s...

Más del 50% de los pacientes de pie diabético no se diagnostica a tiempo

La infección del pie es una de las afecciones más comunes derivadas de la diabetes, de hecho, el 25% de los diabéticos que ingresa en un centro hospitalario por una infección en las extremidades inferiores. Sin embargo, su diagnóstico aún es tardío y en muchos casos se registran fallos en el proceso de derivación que provocan que más del 50% de los pacientes acuda al especialista en fases avanzadas de la enfermedad, lo que repercute de forma directa en el cuidado y el proceso terapéutico.

Precisamente con el fin de aunar conocimientos y mejorar los criterios de atención y diagnóstico, la Sección de Pie Diabético de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV) congrega en Pamplona durante hoy y mañana a profesionales especializados en esta patología en la VII Reunión Nacional de la Sección de Pie Diabético.

El reto continúa siendo optimizar el proceso terapéutico de los pacientes desde la consulta de Atención Primaria y desde la enfermería, sentando una base sólida para que el circuito asistencial al que acceda el paciente garantice un correcto manejo de la enfermedad. Y es que “hasta ahora, el criterio de derivación y diagnóstico es heterogéneo y difuso”, según reconoce la doctora Esther Martínez, coordinadora de esta edición de la Reunión Nacional y Jefa del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Complejo Hospitalario de Navarra, lo que provoca que “muchos casos lleguen al especialista con un diagnóstico tardío y en otros se derive erróneamente a profesionales de otras áreas como Plástica o Infecciosas en lugar de acudir al experto de Cirugía Vascular”.  

Esta falta de cohesión diagnóstica hace que cada paciente sea tratado de diferente manera en función del especialista por el que comience el proceso asistencial y por tanto varíe el tratamiento que se le ofrece. “Es necesario reforzar la labor de información al paciente desde la propia consulta para que ante los primeros síntomas, se pueda tratar la enfermedad de forma precoz y evitar que derive en deformaciones, úlceras o incluso en una amputación”, comenta el profesor Francisco Lozano, presidente de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular.

La solución, según los especialistas, pasa por la creación de las Unidades de Pie Diabético, que permiten un abordaje multidisciplinar y que han demostrado ser una herramienta fundamental tanto para el tratamiento de esta enfermedad como para su prevención. “Se trata de Unidades funcionales que agrupan equipos multidisciplinares de profesionales con el fin de tratar el Pie Diabético desde todos los ámbitos posibles, como angiología y cirugía vascular, endocrinología, traumatología, podología o asistencia social, y así mejorar su pronóstico”, explica la doctora Martínez.

A su juicio, “una Unidad de este tipo no sólo es eficiente, sino también eficaz;  no necesitan de estructuras físicas ni de presupuestos alternativos, y está comprobado que el paciente presenta en menor medida estadios avanzados de la enfermedad”. De hecho, añade, “los resultados ofrecidos por las unidades ya instauradas en varios puntos de nuestro país, como Bilbao, Madrid y Barcelona, muestran una clara mejoría en el proceso terapéutico del paciente, logrando reducir la tasa de amputaciones, la estancia hospitalaria, así como  la incidencia, que podría caer hasta en un 40%”.

La implantación de Unidades de Pie Diabético en los hospitales españoles no está sujeta a la aprobación de partidas económicas extra para los centros. Su impulso depende totalmente de la voluntad y de la sensibilización hacia esta patología de los profesionales que la tratan desde uno u otro punto de vista.  “Ponerlas en marcha es un problema de mentalización, de conseguir concienciar a los especialistas y conseguir que alguien lidere al equipo, y esto sí es posible”, comenta la doctora Martinez.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?