ESTÁS LEYENDO...

Más información sobre el tromboembolismo venoso.

Más información sobre el tromboembolismo venoso.

Es la tercera causa de muerte entre las
patologías cardiovasculares

La Enfermedad Tromboembólica Venosa (ETV), que se produce por la
presencia de un coágulo de sangre en una vena profunda del organismo, la
mayoría de las veces en las venas de las piernas, afecta a 600.000 personas al
año en España, lo que equivale a una incidencia de 1,5 nuevos casos por 1.000
habitantes y año. La alta incidencia y la importancia de la prevención han
llevado al 92% de los médicos de atención primaria a reclamar más
información  para el paciente, ya que se
trata de una patología que ha pasado de ser puramente hospitalaria a constituir
una enfermedad cada vez más común en las consultas de los médicos de Atención
Primaria.

Ello ha llevado a las
principales sociedades médicas del ámbito de la Atención Primaria, semFYC (Sociedad
Española de Medicina Familiar y Comunitaria) y SEMERGEN (Sociedad de Médicos de Atención Primaria), a diseñar, con
la colaboración de Sanofi Aventis,
el proyecto científico PROMETEO,
cuya primera fase ha sido la elaboración de una encuesta a más de 20.000
médicos sobre el manejo actual de la prevención de la ETV.

Por qué el riesgo

El riesgo de la ETV está
condicionado principalmente por la posibilidad de que el coágulo de sangre se
desprenda y viaje a través del torrente sanguíneo, pudiendo bloquear una vena
de los pulmones, fenómeno que en la mayoría de las ocasiones presenta un
desenlace fatal. Auque algunas personas no sufren ningún síntoma, la mayoría
presentan hinchazón en una o ambas piernas y con frecuencia, hay dolor o
molestia en una pierna que puede presentarse en reposo o al caminar. Además, en
la pierna afectada la piel se puede observar tibia, roja o decolorada.

El riesgo de ETV aumenta en
las siguientes circunstancias:

Ø      
En caso de ser
mayor de 60 años.

Ø      
En caso de estar
inactivo durante un período de tiempo, como por ejemplo un viaje en avión, un
trayecto largo en automóvil.

Ø      
En presencia de
una enfermedad que aumente la probabilidad de generar coágulos sanguíneos.

Ø      
Si se sufre una
lesión o cirugía que disminuya el flujo de sangre a una parte del cuerpo.

Ø      
Si existe
embarazo o parto reciente.

Ø      
En presencia de
obesidad.

Ø      
Cuando hay
presencia de varices.

Ø      
Cuando hay un cáncer
activo.

Ø      
Si se toman
píldoras anticonceptivas o terapia hormonal, incluso para tratar síntomas menopáusicos.

Ø      
En el caso de
llevar un catéter venoso central.

Cómo prevenirla

Ø    
Evitando largos
períodos de inactividad y ejercitando con frecuencia las piernas.

Ø    
Interrumpiendo
los períodos prolongados de encajamiento y reducirlos en la medida de lo
posible.

Ø    
El médico puede
prescribir tratamiento farmacológico para prevenir o reducir la formación de
coágulos de sangre. El tratamiento para la ETV son los llamados anticoagulantes
(anticoagulantes orales y heparinas).



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page