ESTÁS LEYENDO...

Medicamentos por internet, más riesgo de falsifica...

Medicamentos por internet, más riesgo de falsificaciones

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha elaborado el informe ‘Venta de Medicamentos en Internet: riesgo de falsificaciones’, en el que se recogen los riesgos asociados a la adquisición de medicamentos por Internet, así como la posibilidad de que se trate de falsificaciones peligrosas para la salud.

Informe
‘Venta de Medicamentos en Internet: riesgo de falsificaciones’
La falsificación y posterior venta de bienes de consumo está constituyéndose como uno de los negocios más lucrativos que existe, incluso por encima del tráfico de estupefacientes. Los beneficios económicos que estas prácticas reportan, así como la ausencia casi total de castigo para los implicados, están aumentando cada vez más tanto la incidencia como la variedad de las falsificaciones.

La implicación de grupos mafiosos del crimen organizado ha potenciado esta piratería, haciéndola pasar de una falsificación artesanal a una falsificación a gran escala, con la constitución de fábricas ilegales especialmente destinadas a copiar productos de gran demanda en los países desarrollados.

En los últimos años estas redes criminales han encontrado un nuevo filón: la falsificación de medicamentos. Nos enfrentamos a un nuevo problema, infinitamente más peligroso que la copia de otros productos, ya que no sólo ocasiona pérdidas económicas para el propietario de la marca. La falsificación de medicamentos supone un gravísimo riesgo para la salud pública, que puede ocasionar enormes problemas sanitarios, e incluso gran número de muertes.
 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos
Ante este problema cada vez mayor, los gobiernos no han permanecido de brazos cruzados. De hecho, en multitud de países, y entre ellos en España, se han creado secciones específicas en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, destinadas a la lucha frente al contrabando y la piratería, incluyendo la de medicamentos. La vigilancia en las aduanas, junto con la colaboración entre los distintos cuerpos policiales nacionales e internacionales, laboratorios y gobiernos ha dado lugar a los primeros frutos.

Como veremos posteriormente, la problemática de los medicamentos falsificados se da fundamentalmente en los países en vías de desarrollo, donde los controles sanitarios son menos estrictos que en los países del primer mundo. En España, el riesgo de los medicamentos falsificados es mínimo gracias a nuestro modelo de farmacia, basado en una cadena lineal de los agentes involucrados como son el laboratorio farmacéutico, los almacenes de distribución y las oficinas de farmacia. La presencia de profesionales sanitarios en esta cadena, en los que van a primar los intereses sanitarios sobre los económicos, garantiza la calidad e identidad de los medicamentos que se dispensan al público en las oficinas de farmacia.

Probablemente la principal vía de entrada de medicamentos falsificados en los países desarrollados sea actualmente Internet. Internet asegura para el traficante un gran reclamo publicitario, así como prácticamente una total impunidad. Los envíos a través de pequeños paquetes postales hace muy difícil el seguimiento, y en muchas ocasiones las falsificaciones logran burlar los exhaustivos controles de calidad que se exigen en los países desarrollados.

El peligro que la compra de medicamentos a través de Internet supone preocupa mucho a las autoridades sanitarias y a los profesionales sanitarios, especialmente al farmacéutico. Una de las obligaciones que debe marcarse el farmacéutico es concienciar a la población general acerca de los riesgos que comporta la compra de medicamentos en establecimientos no autorizados, incluida a través de Internet.

El objetivo de este artículo es conseguir que los farmacéuticos, y a partir de éstos la población general, conozcan el riesgo que supone comprar medicamentos a través de Internet, y la posibilidad de estar adquiriendo falsificaciones peligrosas para la salud. La venta de medicamentos en Internet.

Ley de garantías y uso racional de los medicamentos
La Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios establece el marco legislativo español que rige la fabricación, distribución y dispensación de medicamentos y productos sanitarios, así como las garantías exigibles a los ensayos clínicos realizados con ellos. Esta Ley establece claramente que la custodia, conservación y dispensación de medicamentos al público será responsabilidad de las oficinas de farmacia.

Sin embargo, la aparición y desarrollo de Internet ha dado lugar a una gran revolución tecnológica, que lógicamente ha influido también al mundo de la Farmacia, obligándonos a adaptar la legislación a este avance tecnológico. A este respecto, en el artículo 2.5 de la citada Ley se prohíbe expresamente la venta por correspondencia o por procedimientos telemáticos de aquellos medicamentos o productos sanitarios que requieran prescripción médica para su dispensación. No obstante, la Ley deja abierta la puerta para la venta telemática de medicamentos no sujetos a prescripción médica siempre que se realice a través de una oficina de farmacia autorizada, con la intervención del farmacéutico y con asesoramiento previo.

Si bien la Ley permite esta venta de medicamentos por Internet, se establece que deberá ser regulada por un desarrollo normativo, que ha fecha de hoy, todavía no ha visto la luz.

Ver informe completo





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?