ESTÁS LEYENDO...

Medicamentos por la red. La farmacia como intermed...

Medicamentos por la red. La farmacia como intermediaria.

Paradójicamente, la llamada Ley de Garantías y Uso Racional de Medicamentos y Productos Sanitarios, recientemente entrada en vigor, contempla la autorización de la venta por Internet de aquellos medicamentos que no precisen receta. Eso sí, con una salvedad: esta dispensación se realizará desde una farmacia, con la intervención de un farmacéutico y con el asesoramiento personalizado previo, porque aunque estos medicamentos no precisen receta, no por ello dejan de ser medicamentos y su mal uso pude producir efectos negativos.

Pero vayamos a lo práctico: en países como Estados Unidos, donde la venta de estos medicamentos por Internet lleva tiempo autorizada, se contabilizan anualmente miles de millones de dólares en gasto de estos fármacos, que son la causa directa de más del 30% de los ingresos en urgencias. Además, está demostrado que en los países que permiten este comercio, bajo la apariencia de páginas de farmacia oficiales surgen otras muy similares, ilícitas y que pueden ofrecer cualquier tipo de medicamento con pocas garantías de calidad, estimándose que el 50% de los medicamentos que se venden en estas páginas de farmacias ilícitas son falsificaciones. La picaresca está servida.

Resulta extraño que en España, donde no existe una demanda social para la autorización de estos medicamentos por la red, y en contra de la opinión de muchas asociaciones de enfermos y usuarios que estiman que esta práctica supone un peligro para la salud de los ciudadanos, se haya atendido a este punto en una ley que garantiza el uso racional del medicamento. Parece que los inconvenientes paralelos que puede acarrear este tipo de venta no han podido con el que parece ser un futuro imparable en el mundo de las nuevas tecnologías. Veremos qué pasa dentro de una década y si efectivamente la venta de medicamentos por Internet no es más una medida comercial que sanitaria. Al menos, la Farmacia seguirá estando ahí para seguir constituyéndose como el modelo que asegura la accesibilidad (en este caso por Internet) del medicamento al ciudadano.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page