ESTÁS LEYENDO...

Medicina cosmética. últimas técnicas.

Medicina cosmética. últimas técnicas.

Para presumir ya no hay que
sufrir. Las nuevas técnicas de la Medicina Cosmética consiguen hacer realidad
el sueño de parecer más jóvenes sin necesidad de pasar por el quirófano. Relax,
comodidad y, sobre todo, resultados sorprendentes, son las señas de identidad
de los tratamientos más ?in?

Según los expertos, el ser humano comienza a envejecer a los siete días
de su nacimiento, pero es a partir de los 30-35 años cuando las huellas del
paso del tiempo comienzan a hacerse sentir. Unas patas de gallo por aquí,
alguna rayita horizontal en la frente por allá y, entre medias, un cutis hasta
hace poco firme y lozano, pero en el que ahora se empiezan a apreciar signos de
flacidez y falta de tono. A todo esto hay que unir la incidencia que sobre el
envejecimiento cutáneo tienen factores como el tabaco, el estrés, las dietas
inadecuadas y, por encima de todo, los efectos de tomar el sol sin las debidas
precauciones.

Técnicas mínimamente
invasivas

Afortunadamente, la Medicina Cosmética ofrece un repertorio cada vez más
amplio de técnicas mínimamente invasivas
pero sumamente efectivas a la hora de eliminar los signos de la edad. Las
ventajas de estos métodos son muchas: no hay necesidad de pasar por el
quirófano (con la consiguiente reducción de riesgos y costes que ello implica);
son indoloras (las técnicas de última generación incorporan incluso un plus de
relax), tienen pocas contraindicaciones (siempre y cuando se empleen productos
que hayan sido debidamente autorizados por el Ministerio de Sanidad y la
Agencia Española del Medicamento), se realizan de forma ambulatoria y, ?lo que
supone su gran baza- ofrecen soluciones puntuales con resultados que pueden ser
visibles desde la primera sesión.

Adelantarse a la arruga

La mejor forma de combatir el envejecimiento cutáneo es… prevenirlo.
Ofrecer a la piel los cuidados cosméticos adecuados y seguir unos hábitos de
vida sanos es el mejor plan anti-edad que podemos
llevar a cabo a diario. Para ayudarnos en esta lucha contra el calendario, la
Medicina Cosmética ofrece varios tipos de técnicas.

  1. Debido a su
    comprobada efectividad, una de las más empleadas es lamesoterapia facial, que consiste
    en la  aplicación subcutánea de
    sustancias como el ácido hialurónico fluido. Con
    este tratamiento se consigue iluminar, nutrir y tensar la piel causando un
    efecto flash y dando al rostro
    un aspecto más joven.
  2. Otra técnica
    muy utilizada es la ionización,
    que consiste enla aplicación sobre la piel de un aparato de
    corrientes de iones y que permite la penetración total de los productos
    cosméticos que se administren: hidratantes, nutritivos, revitalizantes, reafirmantes, antiestrés, antienvejecimiento…
    según sean las necesidades de la paciente. Esta técnica es especialmente
    efectiva para combatir la pérdida de elasticidad en la piel del rostro.
  3. Además, hay
    otros tratamientos que, pese a ser ya unos ?clásicos? se siguen empleado
    con éxito. Los peelings son muy
    efectivos para retirar las diferentes capas de la piel (superficiales, medias
    o profundas) y conseguir así distintos objetivos: minimizar las líneas de
    expresión, eliminar las manchas cutáneas…

Objetivo: regenerar la piel

La epidermis es la principal víctima del paso del tiempo y del efecto de
los factores medioambientales, frente a los que reacciona de distintas formas:
tono apagado, erupciones, descamaciones, pérdida de elasticidad…

Según explica el doctor Javier
Mato Ansorena,
cirujano plástico, reparador y
estético y director de las clínicas Mato Ansorena de
Madrid y Sevilla, el método más efectivo para conseguir la regeneración de la
piel facial es la microdermoabrasión.
?Se trata de la combinación de microcristales de óxido de aluminio, la succión
y el expulsado con la que se elimina la capa más superficial de la piel, acelerando
así su regeneración y permitiendo la renovación al cien por cien, además de
aumentar el flujo sanguíneo?. Es un tratamiento preventivo que retarda el
envejecimiento y consigue un buen metabolismo cutáneo.

Perfiloplastia
: adiós, tristeza

?El aspecto de tristeza que invade algunos rostros con el paso de los
años se debe muchas veces a la pérdida de tejido malar (responsable del volumen
de los pómulos), un síntoma más del envejecimiento?, explica Mato Ansorena.

Para ello resultan muy efectivas técnicas como la perfiloplastia. ?Con ella se
hacen rellenos con ácido hialurónico en los pómulos y
el mentón con el fin de tensar y resolver la pérdida de tejido malar?. Esta
sustancia, encuadrada dentro de la categoría ?de relleno?, es de origen natural
(se trata de un polisacárido viscoso que es un componente fundamental de la
piel), y actúa como una esponja molecular que atrae y retiene el agua, lo que
lo convierte en un excelente hidratante que ?hincha? la piel. También es un
estupendo reconstituyente del cemento intercelular de la epidermis. Frente a
otras sustancias presenta la ventaja de que tiene menos riesgos de alergias. Su
duración es mayor que otros rellenos, como el colágeno, aunque debido a que se
trata de un elemento reabsorbible, es necesario repetir
la técnica periódicamente.

Al rellenar los pómulos con ácido hialurónico,
la piel sube, se tensa y las arrugas de párpados y mejillas se atenúan
notablemente. Además, la cara se realza y la expresión rejuvenece de forma
sorprendente.

El tratamiento es rápido y el relleno se aplica mediante una ligera
inyección. A los tres días de la aplicación se vuelve a ver a la paciente, por
si fuera necesario retocar.

?Al aplicarse una sustancia que se absorbe, como el ácido hialurónico, los efectos conseguidos se prolongan durante
un año, aproximadamente. Esta técnica está indicada para mujeres con poco
volumen en el pómulo, bien por su natural constitución o a causa del
envejecimiento?, afirma Mato Ansorena.

Un concepto similar es el de otra técnica, la rinoplastia segmentaria, que consiste en
rellenar con ácido hialurónico determinadas zonas de
la nariz para cambiar el perfil, alargarla, subir la punta y paliar así los
efectos del envejecimiento en esta zona de la cara.

Menos años en dos zonas
?críticas?


  • Contorno de ojos

    : Lo mejor para los
    párpados es la prevención: descanso, elegir las cremas adecuadas…

Para eliminar las patas de
gallo, al tratarse de arrugas de expresión, el mejor sistema es el de las
inyecciones de toxina botulínica (el popular Botox,con
lo que se consigue paralizar la contracción de los músculos de los que depende
la expresión y, por tanto, las arrugas.

?Primero se hace un estudio de
la mímica (cada paciente tiene un tipo de gestualidad
distinto) y luego se trabaja en el músculo adecuado para atenuar, sin bloquear,
los movimientos que provocan la arruga. La cara se mueve, pero las zonas
elegidas por el especialista como conflictivas no se arrugan. Por eso, el
resultado es muy natural?, comenta el experto. Esta técnica se realiza en una
única sesión y se vuelve a ver al paciente al cabo de diez días por si hay que
hacer algún retoque.


  • Labios

    : el relleno de
    ácido hialurónico se aplica en las arrugas de
    alrededor de los labios. Se consiguen unos resultados espectaculares ya
    que la piel se tensa y las arrugas se atenúan notablemente. Está indicado
    para aquellas personas que tienen arrugas y surcos alrededor de los labios
    (el llamado ?código de barras? de las fumadoras), zonas en las que no se
    puede aplicar la toxina botulínica.

Técnicas de última hora

El doctor Mato Ansorena nos explica en qué
consisten las dos técnicas más novedosas en el campo de la Medicina Cosmética
antienvejecimiento:


  • ThermaCool


    : el calor que activa el colágeno

Es un instrumento que, a
través de pequeños impulsos eléctricos, transmite calor (entre 38 y 41 grados)
a las capas más profundas de la piel. El aumento de temperatura activa la
producción de colágeno. Este sistema comunica la energía pero, a la vez,
refrigera la epidermis para evitar quemaduras y reducir el dolor.

Una sesión dura menos de una
hora y, dependiendo de las personas, los efectos se detectan después de un mes.
El cambio es paulatino, no se mejora de un día para otro, sino que se va
mostrando un rejuvenecimiento día a día.


  • Mesoterapia virtual:directa
    al corazón de la arruga

Permite un rejuvenecimiento
facial sin cirugía, sin agujas y sin dolor. ?Este novedoso sistema está
especialmente indicado para todas aquellas personas que no toleran los
pinchazos de la mesoterapia convencional?, comenta el experto. Se trata de un
aparato que crea un campo energético mediante el cual se produce la llamada Iontoforesis,
que consiste en la introducción transdérmica de
sustancias activas en las capas profundas de la piel. Consta de un panel de control
del que parten dos cables, un polo negativo y un polo positivo. Uno de los dos
polos se conecta a una placa que se pone en contacto con la piel y el otro polo
se conecta al envase del producto. Mediante el transductor se va aplicando su
contenido: el campo magnético creado entre el paciente y el equipo introduce el
producto hacia las capas más profundas. De hecho, tiene una penetración de
hasta 8 centímetros. Se aplica sobre toda la superficie de la piel y produce varios
efectos sobre el rostro, como el de estimular el músculo profundo y los tejidos
superficiales (piel y tejido adiposo), ionizar, tensar y nutrir la piel y
reafirmar los tejidos. Además produce estímulos sobre las microfibrillas de la piel y, con
el calentamiento, activa la producción de colágeno.

Los resultados se notan desde
la primera sesión, y para obtener el efecto deseado se recomiendan, dependiendo
de cada caso, alrededor de 10 sesiones.

Botox ®:
llegó para quedarse

Es sin duda el tratamiento antiedad estrella
en EEUU y pocas son las actrices de Hollywood que no
recurren a él. En nuestro país fue aprobado para uso estético hace exactamente
un año y, de momento, permanece aupado en el número uno de las técnicas
estéticas en lo que a eliminación de signos de edad se refiere. En su origen el
botox es un
veneno: la toxina botulínica está producida por una bacteria, Clostridium botulinum, la
cual, sintetizada en laboratorio y a dosis pequeñas y controladas, se viene
aplicando desde hace décadas en el tratamiento del estrabismo, ámbito desde el
que saltó a la cosmética por casualidad. 
Se emplea para relajar aquellos músculos que producen una contractura
excesiva que puede dar lugar a arrugas en la piel, los cuales quedan
inactivados temporalmente. Como resultado, la piel que está sobre ese músculo
permanece lisa ya que, al no haber movimiento ni gesticulación, no aparecen
arrugas.

En España, la toxina
botulínica está aprobada sólo para ser aplicada
en tres zonas:

  1. En las arrugas
    de la frente: sobre los músculos frontales, que son los que elevan las
    cejas y la piel de la frente.
  2. En el
    entrecejo: es el área más demandada para este tipo de tratamiento, ya que
    la relajación muscular que produce impide fruncir el ceño.
  3. En las patas
    de gallo: en esta zona realiza una doble función: además de ?alisar?,
    previene la reaparición de arrugas.

Se puede recurrir al botox a partir del momento en que aparezca una arruga de
expresión. Está contraindicado en personas que sean alérgicas a esta sustancia,
si se padecen patologías que cursen con una debilidad muscular y durante el
embarazo.

Es muy sencillo de aplicar: el pinchazo o los pinchazos (ya que se puede
inyectar en zonas distintas del rostro en la misma sesión) son indoloros y no tardan más de 20 minutos. Los cuidados posteriores
son mínimos: tan solo se recomienda no tumbarse boca abajo, irse a dormir ni
darse un masaje inmediatamente después de su aplicación.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page