ESTÁS LEYENDO...

Médicos de familia debaten sobre la prevención de...

Médicos de familia debaten sobre la prevención del ictus y la atención a los pacientes con síndrome coronario

Más de 500 profesionales médicos se darán cita los próximos días 22 y 23 de noviembre en el Centro de Convenciones de Barcelona para debatir la prevención, detección y manejo de las enfermedades cardiovasculares en el V Congreso Clínico Cardiovascular que organiza la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC). Cómo mejorar la prevención cardiovascular, el síndrome coronario agudo, el ictus y su prevención, la hipertensión arterial y la enfermedad tromboembólica venosa serán los temas que se abordarán durante estas jornadas.  

Se trata de un evento científico de carácter clínico y multidisciplinar que, como señala el doctor José María Lobos, coordinador del Grupo de Enfermedades Cardiovasculares de semFYC y presidente del Comité Organizador, será “un punto de encuentro para diferentes especialistas que trabajan en el área cardiovascular, tanto médicos de familia como cardiólogos, internistas, neurólogos, epidemiólogos, cirujanos vasculares y profesionales de enfermería con el fin de intercambiar experiencias y establecer pautas comunes para el abordaje global de la enfermedad cardiovascular”.

Entre los contenidos del congreso destaca la mesa “Código Infarto”, en la que se presentará el modelo de actuación coordinado para las personas que sufren un síndrome coronario agudo. Según explica la doctora Amparo Mena, miembro del Comité Organizador, “con una mejor coordinación en la  atención a estos pacientes desde el inicio de los síntomas se podrían mejorar y generalizar los tratamientos de reperfusión en el infarto agudo, reduciendo la mortalidad en más de un 30%, según los datos más recientes”. 

El Código Infarto se aplica en Cataluña desde 2009, y gracias a éste se ha duplicado el número de angioplastias primarias y los tiempos de actuación se han reducido entre un 20 y un 40%. La angioplastia primaria (reabrir la arteria infartada lo antes posible) constituye el tratamiento de elección en el infarto agudo de miocardio, “sin embargo”, continúa la doctora Mena, “en muchos hospitales, áreas de salud, e incluso comunidades autónomas, este procedimiento no está disponible para una mayoría de la población. Esta heterogeneidad en los protocolos utilizados y en los recursos disponibles produce de hecho desigualdades en la atención a las personas con un  SCA, una de las primeras causas de muerte prematura en España”.

Asimismo, la llegada de los nuevos anticoagulantes orales para la prevención del ictus en pacientes con fibrilación auricular será otro de los temas que se abordarán en este encuentro. Según apunta el doctor Lobos, “en España hay unas 600.000 personas en tratamiento anticoagulante, y una proporción no inferior al 25-30% tiene problemas de accesibilidad o de control adecuado y estable con el tratamiento clásico con SintromR. Los nuevos anticoagulantes presentan igual o mayor efectividad con un menor riesgo, ya que no necesitan monitorización analítica, no interaccionan con alimentos u otros medicamentos y su efecto es predecible con una dosis similar para la mayoría de los pacientes. No obstante, se recomienda un seguimiento estrecho de estos pacientes, buscando una óptima adherencia al tratamiento; aquí el médico y la enfermera de atención primaria se enfrentan a un nuevo escenario en el que continúan teniendo un papel inequívoco, integrando estos cuidados en el control del paciente crónico”

El médico de familia en la detección precoz
Las enfermedades cardiovasculares (ECV) constituyen la primera causa de muerte en nuestro país. Por sexos, la cardiopatía isquémica es la principal causa de muerte cardiovascular en el varón (hasta un 33% de todos los casos), siendo en las mujeres las enfermedades cerebrovasculares las que ocupan este primer puesto. También el ictus es una importante causa de discapacidad. En España se producen más de 100.000 ictus por año, con un coste económico muy elevado (ingresos hospitalarios, rehabilitación, incapacidad…).

Se pone de manifiesto la importancia de la prevención y control de los factores de riesgo: obesidad, colesterol alto, hipertensión, diabetes, tabaquismo, etc., que constituyen un motivo principal de consulta en Atención Primaria. Así, “el médico de familia es el responsable no sólo en la detección precoz de los pacientes con elevado riesgo cardiovascular y de la promoción de hábitos de vida saludables, sino también, en coordinación con otros especialistas, del logro de los objetivos de control terapéutico. Por su proximidad al paciente, a menudo es el primero en diagnosticar e iniciar el tratamiento adecuado cuando se presenta alguna complicación cardiovascular”, afirma la doctora Mena.

Dieta saludable y ejercicio físico
Según apunta el doctor Lobos, “hay mucho camino por recorrer aún en el control de los principales factores de riesgo cardiovascular: la obesidad y la diabetes crecen de manera epidémica en España, que se ha puesto a la altura de países como Estados Unidos o Reino Unido en apenas veinte años. La prevalencia de obesidad y diabetes aumenta cada año y de forma alarmante en edades tempranas, situándonos ya en los primeros lugares de obesidad infantil. En cuanto al tabaquismo, estamos todavía lejos de alcanzar cifras aceptables de abandono del hábito de fumar”.

El estilo de vida que seguimos desde la infancia influye en nuestra salud. “Los datos auguran un incremento de los factores de riesgo cardiovasculares durante los próximos años. En este sentido, es fundamental no pasar por alto la importancia de empezar a educar en salud cardiovascular desde la infancia fomentando hábitos cardiosaludables, y la importancia de realizar ejercicio físico, ya que el sedentarismo está alcanzando cifras alarmantes. Para prevenir estas enfermedades hay que realizar actividad física y mantener una alimentación saludable, además de no fumar”, concluye el doctor Lobos.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page