ESTÁS LEYENDO...

Microbiota pulmonar y asma, nuevas perspectivas te...

Microbiota pulmonar y asma, nuevas perspectivas terapeuticas

Microbiota pulmonar y asma, nuevas perspectivas terapeuticas

La microbiota pulmonar se podría alterar para prevenir o tratar el asma

Ayudar a los profesionales a mejorar la calidad de vida de los pacientes con asma, mediante el acceso a las intervenciones costoefectivas y al abordaje de la patología desde la prevención, diagnóstico y tratamiento es el objetivo principal de la jornada organizada por GSK en colaboración con la Sociedad Valenciana de Neumología (SVN), con motivo del Día Mundial del Asma.

Durante el encuentro, se ha analizado la efectividad de los tratamientos inhalados y cómo hacer la selección de los pancientes con asma grave candidatos a recibir tratamiento con un fármaco biológico. Asimismo, se ha contado con un especialista en genómica que ha detallado cómo es la relación entre la microbiota pulmonar y el desarrollo y gravedad del asma. “Esta hipótesis de trabajo es muy atractiva, ya que podría abrir un campo terapéutico nuevo en un futuro, como sería poder alterar la población microbiana pulmonar con objeto de prevenir o tratar el asma. No obstante, en estos momentos, todavía se está investigando”, ha asegurado la moderadora de una de las mesas, la Dra. Eva Martínez, jefa del Servicio de Neumologia del Hospital Universitario Dr. Peset, responsable de la Unidad de Asma del Departamento Valencia-Dr Peset y vicepresidenta de la SVN.

Hasta 2010, el pulmón sano se consideró un órgano estéril, pero el uso de técnicas moleculares de identificación microbiológica ha demostrado que esto no es así y que un número indeterminado de bacterias, hongos y virus habitan en los pulmones tanto de las personas sanas como de las que tienen enfermedades respiratorias. “Estudios recientes indican que la microbiota pulmonar es diferente en las personas con asma y en las sanas e, igualmente, es distinta según el fenotipo de asma, lo cual podría plantear nuevas dianas terapéuticas. La utilización de prebióticos, probióticos o algunos antibióticos, capaces de alterar la población microbiana pulmonar, todavía no ha demostrado su utilidad en la prevención  o tratamiento de la patología pero, sin duda, es uno de los campos actuales de manejo del asma que más interés despiertan”, ha agregado la Dra. Martínez.

Conseguir el control del asma en la práctica clínica habitual con los medicamentos disponibles y encontrar la mejor manera de seleccionar a los pacientes para que puedan tener el tratamiento más adecuado es, sin duda, el principal reto pendiente como han comentado los expertos, quienes han hecho hincapié en que menos de un 40% de las personas con asma tienen un buen control de la enfermedad. Un porcentaje que, como ha indicado la Dra. Martínez, es inferior cuando se trata de asma grave.

“Datos de estudios españoles sobre pacientes con asma estables y que han sido atendidos en servicios de Neumología, Alergología o Atención Primaria muestran que el 52,3% de los pacientes padecen asma mal controlada. Este porcentaje era aun mayor en los pacientes con asma grave, donde el 84% están mal controlados”, ha precisado la vicepresidenta de la SVN. La prevención es otro de los obstáculos que deben sortear los profesionales, debido a que la prevalencia va en aumento en los países desarrollados. Algunos de los consejos que ofrecen los expertos es que se evite la contaminación ambiental y la exposicion al humo del tabaco.

Dado que el asma es una enfermedad crónica y muy prevalente —aunque en la mayoría de los casos se puede controlar— y en torno a la cual se están produciendo indudables avances cientificos y terapéuticos, es “muy importante” completar el diagnóstico de la enfermedad de forma adecuada, identificar los factores de riesgo o desencadenantes de síntomas y comenzar el tratamiento apropiado cuanto antes, ha recalcado la Dra. Martínez.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.