ESTÁS LEYENDO...

Llega el microneedling: el rejuvenecimiento no inv...

Llega el microneedling: el rejuvenecimiento no invasivo

La técnica del rodillo, a base de microagujas (microneedling), se perfila como una de las soluciones dermatológicas más eficaces para hacer penetrar activos a un nivel profundo, y todo a través de un procedimiento mínimamente invasivo. ¿Lo último? Más allá de combatir arrugas y cicatrices, mejora el melasma o el vitíligo.

El doctor Klaus Fritz, presidente de la Academia Alemana de Dermatología, profesor de la Universidad de Medicina y Farmacia Carol Davila de Bucarest y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), nos habla de esta novedosa técnica con motivo de la XXVI Reunión del GEDET (Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica) de la AEDV celebrada en Bilbao los días 7 y 8 de noviembre.

¿Qué es y cómo funciona el microneedling?
Se trata de un rodillo con múltiples agujas pequeñas que al rodar por la piel hace penetrar diversas sustancias en las capas más profundas, abriendo microcanales. Su mecanismo de acción es la alteración mecánica temporal de la piel, el daño médico controlado, pero sin perjudicar la epidermis sana (algo que sí ocurre con otros métodos tales como los láseres ablativos o los peeling profundos); a su vez, resulta clave el grado de penetración de dichas sustancias de forma inmediata y profunda en la dermis. “Los pequeños daños de las agujas inician una respuesta del fibroblasto en el tejido de la dermis, consiguiendo mayor producción de colágeno (y por tanto retracción de la piel) y mejorando la flacidez. En el caso de las cicatrices, las microagujas las perforan múltiples veces, ablandándolas y difuminándolas”, cuenta el Dr. Klaus Fritz, Presidente de la Academia Alemana de Dermatología y ponente en la Reunión 2014 del Grupo de Dermatología Estética y Terapéutica (GEDET) de la AEDV.

¿Cuáles son las aplicaciones?
-Combaten el envejecimiento cutáneo, las cicatrices de quemaduras y de acné, las arrugas y las estrías.
-Favorecen la penetración de activos cosméticos, tales como la Vitamina C, el Retinol o el Ácido Hialurónico. Permiten que penetren tanto las moléculas demasiado pequeñas para otros métodos, como las grandes.
-Espesan la epidermis.
-Entre sus recientes aplicaciones están las de mejorar significativamente el melasma y el vitíligo.
 
¿Y las sustancias más adecuadas para ser aplicadas?
Vitamina C, Retinol, ALA (Ácido Aminolevulínico) junto a PDT (terapia fotodinámica), cuya combinación se usa para tratar la queratosis actínica), Ácido Hialurónico para hidratar, hormonas, factores de crecimiento etc.

¿Qué ventajas tiene este método?
Las microagujas perforan la piel como el láser fraccionado, pero no causan infección, necrosis ni heridas abiertas, pues la piel perforada se cierra inmediatamente después; por tanto, no hay riesgos, efectos secundarios ni tiempo de recuperación para el paciente: tan solo un suave eritema uno o dos días. En comparación con el láser fraccionado, las agujas pueden lograr que una sustancia como el Ácido Hialurónico y las moléculas grandes penetren activamente hasta la dermis, algo poco habitual con prácticamente ningún método; el láser únicamente abre la barrera cutánea y permite la penetración pasiva, y por lo tanto solo el paso de las moléculas pequeñas y los líquidos. El rodillo, incluso, se puede asociar a la radiofrecuencia con el fin de que esta llegue a las capas más internas y así obtener los beneficios de un láser pero no sus daños o el tiempo de recuperación.

¿Qué hay de los dispositivos láser para uso doméstico?
Su efectividad es muy limitada: Únicamente causan una leve irritación que podría contribuir a mantener un proceso de estimulación en la dermis, siempre que se combinara con una terapia médica de microneedling. También pueden incrementar la penetración de cualquier sustancia a través del estrato córneo.





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.