ESTÁS LEYENDO...

Los miomas uterinos sintomáticos tienen una import...

Los miomas uterinos sintomáticos tienen una importante afectación en la calidad de vida

Los miomas uterinos sintomáticos tienen una importante afectación en la calidad de vida

Los miomas uterinos son tumores benignos que pueden afectar hasta el 70% de las mujeres en edad reproductiva, especialmente en la franja de edad entre los 35 y los 45 años. De hecho, se consideren la primera causa de tumor benigno de origen ginecológico.

Sin embrago, muchas mujeres pueden llegar a esperar hasta cinco años antes de acudir al especialista, con las consiguientes complicaciones que esto puede suponer y el mayor coste sanitario por ingresos y cirugías hospitalarias.

La sintomatología de los miomas uterinos es muy diversa y, dependiendo de la gravedad de la misma, puede mermar de manera importante la calidad de vida de las mujeres que los padecen. Entre los síntomas más frecuentes se encuentran el sangrado excesivo o prolongado, dolor o molestias a nivel pélvico o abdominal, presión sobre otros órganos cercanos y en algunos casos infertilidad.

El doctor Santiago Palacios, Director del Instituto Palacios de Salud de la Mujer, explica qué repercusiones tiene la enfermedad en la calidad e vida de la mujer y cuáles son los tratamientos más novedosos para hacerle frente.

¿Qué implicaciones puede tener la enfermedad en la vida cotidiana de quien la padece?
Es fácil comprender el perjuicio sobre la calidad de vida que estas alteraciones representan para las pacientes que sufren miomas. Desde cansancio o anemia, pasando por pérdida de defensas, aumento del riesgo de infecciones, dolores pélvicos, hasta problemas para llevar una vida social, personal e íntima adecuada debido a los importantes sangrados que presentan estas pacientes.
A todo esto hay que añadi los enormes gastos tanto sanitarios como sociales que suponen las bajas laborales relacionadas con esta patología.

¿En qué consiste el tratamiento de este tumor?
Tradicionalmente se ha recurrido a la cirugía a través de procedimientos quirúrgicos más o menos invasivos como la histerectomía, la miomectomía, la embolización de las arterias uterinas, crio o miólisis…

Sin embargo, la aparición de un nuevo fármaco ha supuesto un paso importantísimo en el tratamiento de los miomas uterinos…
Así es, el acetato de ulipristal recientemente aprobado en España parecen abrir un nuevo horizonte terapéutico. Este fármaco innovador da lugar a una rápida reducción del sangrado menstrual excesivo en menos de 7 días y además disminuye considerablemente el volumen de los miomas lo que podría evitar la cirugía en algunas pacientes y en los casos en que no se puede evitar permite llevar a la mujer en mejores condiciones a la cirugía, corrigiendo su anemia y favoreciendo que la cirugía sea menos invasiva.
Desde hace 20 años no había habido un tratamiento médico tan novedoso en ginecología y supone, por tanto, un paso histórico para el tratamiento de los miomas uterinos en las mujeres.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.