ESTÁS LEYENDO...

Miren Basaras: “El brote de sarampión en la ...

Miren Basaras: “El brote de sarampión en la UE se debe a la cobertura de vacunación inferior a la óptima”

Miren Basaras: “El brote de sarampión en la UE se debe a la cobertura de vacunación inferior a la óptima”

El pasado mes de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzaba la voz de alarma advirtiendo del enorme crecimiento de casos de sarampión en Europa. La doctora Miren Basaras, presidenta del Grupo de Estudio en Vacunas de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (GEVAC-SEIMC), nos explica los porqués de esta propagación y nos da las pautas para una correcta inmunización.

Rumanía (con 4.317 casos), Francia (2.588), Grecia (2.338), Italia (1.716)… Hasta 12 países europeos están sufriendo un brote de sarampión este 2018 que ha provocado ya 31 muertes, ¿cuáles son las causas?
Todos estos brotes de sarampión que confirman la propagación del sarampión en Europa se debe a la cobertura de vacunación inferior a la óptima en muchos países de la UE. Por ejemplo, de todos los casos de sarampión informados durante 2017 con estado de vacunación conocido, el 87% se encontraban en individuos no vacunados. Durante el primer semestre del 2018 se han notificado más casos de sarampión que en todos los años anteriores. La vacunación, con dos dosis, sigue siendo la medida más eficaz para prevenir la propagación del sarampión. Sin embargo, la cobertura de vacunación todavía es demasiado baja en algunos países de la Unión Europea para poder alcanzar la eliminación del sarampión, y las últimas cifras disponibles recogidas por la OMS muestran que la cobertura de la segunda dosis estaba por debajo del objetivo del 95% en 20 de los 27 países de la Unión Europea.

Ante esto, el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha recomendado este verano adelantar la vacunación a niños menores de 1 año y mayores de 6 meses que viajen a estos países. Aunque después matizaba esta recomendación, que estaría indicaba sólo para los casos de estancias prolongadas en estos lugares. ¿Está la SEIMC en consonancia con esta recomendación?
Estamos en consonancia con que se pretenda disminuir los brotes de sarampión y la medida más eficaz, para ello es la vacunación.
En el caso de la vacuna frente al sarampión es segura y eficaz en niños mayores de 6 meses. Los niños menores de 6 meses no desarrollan inmunogenicidad frente a esta vacuna y al ser una vacuna viva atenuada no es recomendable administrarla antes de esa edad. Esta vacuna confiere protección al cabo de 2-3 semanas de su administración.

¿Habría que ser también cautelosos en el caso de que sean los niños de estos países europeos los que viajen a España?
Evidentemente cualquier persona que venga de otros países debe ser vigilado y controlado sanitariamente. Por lo tanto, se debería conocer cuál es su historial de vacunación y en caso necesario vacunar.

¿Cómo se transmite el sarampión? Parece además que puede entrañar riesgos o causar la muerte, ¿es esto habitual?
El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa que generalmente aparece en edad infantil y que se transmite de persona a persona a través de las secreciones nasofaríngeas o gotitas infectadas que pueden permanecer viables en las superficies durante horas. La enfermedad comienza con fiebre elevada seguido de tos, conjuntivitis. En este periodo catarral aparecen las manchas de Koplick, que son manchas de color rojo vivo centradas por un punto blanquecino. Tras estas manchas aparece el exantema, máculas de color rosado, que se extiende a todo el cuerpo, que es lo característico de esta enfermedad.
Alrededor de un 30% de los pacientes pueden tener complicaciones como bronquitis, neumonías (6%) que es la complicación asociada con una mayor morbilidad. Otras complicaciones que pueden aparecer son entre otras: otitis media (7%), encefalitis (0,1%) o panencefalitis esclerosante subaguda (1/100.000 casos sarmapion), que es un trastorno crónico degenerativo.

Para tranquilizar a la población, ¿cómo y cuándo se administra en España la vacuna del sarampión?, ¿está incluida en el calendario vacunal y es gratuita?
Se administra en la denominada vacuna triple vírica que previene el sarampión, la rubéola y la parotiditis. Esta vacuna se administra dentro del calendario vacunal infantil en dos dosis: la primera a los 12 meses y la segunda dosis de recuerdo a los 3-4 años y por tanto es gratuita para todos.
La tasa de cobertura de la vacuna del sarampión es muy buena en nuestro país, tanto en la primera como en la segunda dosis. Tasas inferiores a 95% ponen en riesgo a la población y la posible aparición de brotes.

¿La vacuna protege al cien por cien frente a la enfermedad o hay que guardar alguna precaución más?
La vacuna se administra en dos dosis. La primera induce una inmunidad frente al sarampión del 95% que prácticamente se alcanza el 100% con la segunda dosis de la vacuna. Por ello es fundamental recibir las dos dosis de la vacuna. En niños menores de 6 meses que hayan estado en contacto con personas infectadas y como está contraindicada la vacuna, se debería administrar una inmunoglobulina polivalente en dosis única en los primeros 6 días posexposición.

Ante los colectivos antivacunas o padres que no vacunan a sus hijos por temor o desidia, ¿se deberían tomar medidas?, ¿quizás establecer una “vacunación obligatoria”?
No creo que la obligatoriedad sea la solución. Considero que deberíamos informar a los padres de los riesgos que pueden tener sus niños por el mero hecho de no vacunarse. La información es fundamental en todos los casos y recordar que no parece lógico y coherente que padezcamos enfermedades que son prevenibles. No podemos seguir las modas del momento y dejar de confiar y creer lo que la evidencia científica y médica demuestra claramente.

¿Cuál es el protocolo a seguir cuando hay un repunte de alguna enfermedad infecciosa?
Ante un brote lo primero que debemos hacer es un diagnóstico microbiológico lo antes posible para confirmar que es el virus del sarampión y hacer un aislamiento de los pacientes durante el periodo de transmisión del virus que es de hasta una semana después de aparecido el exantema. Asimismo, se debe administrar la vacuna triple vírica a los contactos susceptibles del entorno de los pacientes, incluido el personal sanitario. Se debe hacer una vigilancia activa de la enfermedad hasta que esté extinguido el brote

En el caso del sarampión, la vacunación consigue “mantener a raya” la enfermedad. ¿Sería posible su “erradicación”? ¿Si dejáramos de vacunarnos, volvería a aparecer?
El virus del sarampión es un microorganismo óptimo para ser controlado mediante vacunación puesto que se transmite solamente entre humanos y no es muy variable, por eso la vacuna es muy eficaz. Por lo tanto, si toda la población estaría vacunada conseguiríamos que no hubiera población susceptible de ser infectada y por tanto se podría conseguir la erradicación de la enfermedad como en su momento se consiguió la erradicación de la viruela mediante la vacunación.

Y en este sentido, la vacunación es un acto de responsabilidad con uno mismo y su familia, pero también con toda la sociedad…
La vacunación es un acto de solidaridad, por un lado, individual que lo que pretende es prevenir la enfermedad, pero al mismo tiempo comunitario puesto que cada vez que una persona no se vacuna y puede infectarse y enfermar, en ese momento elimina miles de virus a través de su tracto respiratorio que pueden llegar a otras personas susceptibles de enfermar. Tenemos que recordar que hay personas que debido a algunas patologías no pueden vacunarse con esta vacuna puesto que es una vacuna viva atenuada, y por tanto si el virus circula en el ambiente tienen un riesgo elevado de enfermar. Aquellas personas que sí pueden vacunarse deberían solidarizarse y hacerlo no solo para no enfermar y poner en riesgo su vida sino también para que esas personas que no pueden vacunarse no enfermen.

Hace algunos años la Organización Mundial de la Salud contaba con poder erradicar el sarampión de Europa para 2010. Está claro que estas previsiones no se han cumplido, ¿qué ha pasado? ¿es todo achacable a una relajación en la vacunación?
La disminución en la cobertura vacunal es la razón por la que no se ha conseguido ese objetivo y viendo la tendencia de algunos países europeos cada vez estamos más lejos de conseguirlo.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.