ESTÁS LEYENDO...

Molestias de garganta: ¿hablas demasiado?.

Molestias de garganta: ¿hablas demasiado?.

Las afecciones de garganta son una dolencia muy común, normalmente asociada ala gripe y los catarros y producida mayoritariamente por infecciones, generalmente causadas por virus o por bacterias. También inciden en su aparición los factores ambientales que causan irritación, como la calefacción o el humo, y los procesos alérgicos. Pero no hay que olvidar el uso que se haga de la voz. Un reciente estudio realizado en Estados Unidos y publicado por el “Archives of Otolaryngology Head and Neck Surgery”, ha puesto de manifiesto que el 31% de los teleoperadores sufre fatiga vocal. Este hecho ya había sido constatado en otros colectivos profesionales, como los profesores y cantantes. Y es que los trabajos que exigen el empleo constante de la voz, pueden ocasionar una debilidad en los movimientos de las cuerdas vocales, produciendo síntomas como sequedad de garganta, ronquera o pérdida de voz, sensación de asfixia o dolor. Además de las horas al habla la dolencia está condicionada por el lugar de trabajo, sobre todo si el entorno es frío y seco, la inactividad, sufrir resfriados con frecuencia o el tabaquismo. Existen remedios para aliviar las molestias de garganta como los gargarismos con agua tibia y sal, aumentar la ingestión de líquidos, el uso de humidificadores o la miel y los caramelos para suavizarla. Los medicamentos se pueden encontrar en forma de enjuagues, gargarismos, sprays o pastillas. Las pastillas permiten un contacto más prolongado que los líquidos, ya que mientras se van disolviendo bañan las áreas irritadas. Si el dolor es muy intenso y se prolonga durante varios días conviene consultar al médico.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page