ESTÁS LEYENDO...

Niños y niñas con autismo de Madrid contarán con u...

Niños y niñas con autismo de Madrid contarán con un centro pionero de atención personalizada

Niños y niñas con autismo de Madrid contarán con un centro pionero de atención personalizada

Estudios recientes alertan sobre el incremento del número de afectados en las sociedades occidentales y la necesidad de realizar mejoras sociosanitarias que faciliten su cuidado y tratamiento. Las dificultades asociadas al autismo hacen que las personas que lo padecen tengan importantes limitaciones y dificultades a nivel médico, social, familiar y educativo, precisando en muchas ocasiones, la adaptación de las distintas instituciones a sus características especiales. En este sentido, la implicación de padres y hermanos y la formación de profesionales y cuidadores, así como la creación de centros especializados cuidadores que mejoren sus condiciones socio-asistenciales, es vital para la mejora de la calidad de vida de estos pacientes.

En este sentido, Obra Social Caja Madrid firma un convenio de colaboración con la Asociación Libre para la Educación Personalizada y Humana de los Trastornos del Espectro Autista (ALEPH-TEA), para la construcción de un Centro de Recursos y Formación para niños con trastornos del espectro autista de entre 3 y 16 años, situado en el barrio de Tres Olivos en el distrito de Fuencarral-El Pardo.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosEl Centro que tiene como principal objetivo prestar diferentes servicios de calidad a personas con TEA y a sus familias de acuerdo con un modelo inclusivo y que busque la mejora de la calidad de vida a través de una planificación centrada en la persona, contará con 256 plazas y prestará también atención a los familiares y/o cuidadores de estos niños, y a los voluntarios. Por otro lado, contará con una plantilla integrada por especialistas tales como psicólogos, logopedas, fisioterapeutas, profesores de educación especial, integradores sociales, monitores, auxiliares y trabajadores sociales, entre otros.

Para su puesta en marcha Obra Social Caja ha destinado 500.000 euros a este Centro de Recursos que prestará servicios de apoyo a las familias, de formación, de intervención en contextos naturales y de ocio. Además, el mismo edificio albergará un colegio especial para niños con autismo para el que se ha contado con la colaboración de la Fundación Infinorsa.

Los modelos de Calidad de Vida: la metodología utilizada 

La estrategia de intervención que se llevará a cabo en este Centro se basa en los actuales modelos de Calidad de Vida (CDV) de los doctores Robert L. Schalock y Miguel Ángel Verdugo, expertos en la materia, estructurados en ocho dimensiones (relaciones personales, desarrollo personal, bienestar físico, etc.). La esencia de dichos modelos consiste en ofrecer apoyo a las personas con TEA y sus familias en todo aquello que pueda tener valor en sus vidas. Eso incluye la formación, el ocio, la atención sanitaria, el apoyo y orientación familiar, etc. En ese sentido, cada usuario contará con un plan personal individualizado en el que se registran los objetivos esenciales consensuados entre familias y profesionales, todos los apoyos que necesita en cada una de las dimensiones de CDV e indicadores de cada objetivo.

El autismo

El autismo es un trastorno neuroevolutivo producido por causas biológicas aún desconocidas que se presenta en los 3 primeros años de vida y se caracteriza en base a tres grupos de alteraciones: incapacidad para relacionarse socialmente con normalidad, alteraciones en comunicación y lenguaje y dificultad de adaptación y comportamiento. En muchos casos se suma discapacidad intelectual. Las personas con Trastornos del Espectro Autista necesitan apoyo permanente en cualquiera de sus actividades (aseo, comida, desplazamiento, ocio), lo cual supone también un problema para sus familias.

La gravedad del trastorno autista reside en que impide o dificulta extraordinariamente a la persona con TEA relacionarse de forma adecuada con su entorno y adaptarse a él. La intervención educativa es, de momento, el método más eficaz para hacer frente a los problemas que experimentan las personas con TEA.

Por otro lado, cuantificar la prevalencia de esta enfermedad es una difícil tarea debido a diagnósticos incorrectos que habitualmente han dejado fuera de esta categoría a niños que realmente tienen disfunciones por autismo. No obstante los últimos estudios apuntan a una incidencia de 6 personas por cada mil.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?