ESTÁS LEYENDO...

No tratar la obesidad a tiempo reduce 15-20 años l...

No tratar la obesidad a tiempo reduce 15-20 años la esperanza de vida de los pacientes

El número de personas con sobrepeso crece cada año de forma alarmante en nuestro país. En la actualidad, se estima que entre el 30-40% de los adultos españoles se sitúan por encima de su peso adecuado y el 14,5% son obesos. De forma correlativa a este aumento, el porcentaje de pacientes que se someten a una intervención quirúrgica frente a esta enfermedad se ha triplicado en los últimos años. “La aplicación de la cirugía laparoscópica al tratamiento de la obesidad mórbida ha tenido mucho que ver en ello”, explica el doctor Manuel Miras, responsable de la Unidad de Cirugía Laparoscópica de la Obesidad Mórbida de Clínica La Luz, que este año conmemora su décimo Aniversario. De hecho, se calcula que cada año entre 4.000 y 5.000 personas se someten a una cirugía por laparoscopia frente a la obesidad mórbida.
Sin embargo, pese a los márgenes de seguridad que brinda esta técnica de mínima invasión, son muchos los pacientes que dudan a la hora de recurrir a la cirugía para solucionar su problema de obesidad. En opinión del doctor Miras, “el auténtico peligro radica en los problemas medios asociados a esta enfermedad de no ser tratada a tiempo”. Por lo general, en estos pacientes la esperanza de vida se reduce en 15-20 años debido a múltiples complicaciones asociadas a la obesidad, tales como  la diabetes mellitus, resistencia al tratamiento con insulina en pacientes diabéticos, hipertensión, elevación no controlada del colesterol y triglicéridos, enfermedades cardiacas y coronarias, etc.
Como respuesta a las dudas de los pacientes e información errónea que acompaña a la cirugía de la obesidad, la Unidad de Tratamiento de la Obesidad Mórbida de Clínica La Luz ha editado la “Guía de la Obesidad”. Mediante un lenguaje sencillo y directo, la guía repasa cada una de las técnicas quirúrgicas y explica de forma detallada los procedimientos a seguir.
A través de esta obra- explica el doctor Enrique Pérez Castro, director médico de esta clínica madrileña- “pretendemos poner a disposición del paciente información útil y práctica sobre todo lo que debe saber referente a la obesidad. Asimismo, nuestro compromiso para con el paciente nos obliga a alertarle de los problemas de morbilidad y mortalidad a largo plazo de no contrarrestar a tiempo su problema de salud”. La edición de esta guía coincide con el décimo aniversario de esta unidad que, desde 1996, trabaja en base a un equipo multidisciplinar (endocrinos, psicólogos y cirujanos) para el tratamiento de todos los tipos de obesidad.
La “Guía de la Obesidad” incide sobre otros muchos beneficios para el paciente de esta técnica quirúrgica mínimamente invasiva. “Salvo que éste exprese intolerancia a la anestesia general- explica el doctor Miras- “no existe contraindicación alguna”. En apenas veinte años, después de que la cirugía laparoscópica irrumpiera por primera vez en el panorama médico -inicialmente utilizada por ginecólogos para explorar la cavidad abdominal-, esta técnica quirúrgica no ha hecho sino demostrar, día a día, sus múltiples beneficios consolidándose como la técnica por excelencia en cirugía de la obesidad, así como en otras muchas operaciones abdominales.

Tratamiento de la obesidad
A la pregunta que se hacen los pacientes “¿Qué es la obesidad severa?”, la guía responde de forma sencilla definiendo ésta (conocida también como “obesidad mórbida”) como una acumulación excesiva de grasa en el organismo que se traduce en un aumento de peso del 100% por encima del peso corporal ideal. A día de hoy, sólo la cirugía garantiza a los pacientes con obesidad mórbida que no recuperen el peso perdido, por lo que representa la única vía eficaz frente a esta enfermedad. Por el contrario, técnicas como el bypass gástrico, la banda gástrica o la gastrectomía tubular consiguen resultados de reducción de exceso de peso de hasta el 60-70% en sólo un año. Dicha reducción de peso, por lo general, continúa para todos los procedimientos durante 18 a 24 meses después de la cirugía.
Para el doctor Miras, “la operación de derivación gástrica (Bypass) es la técnica más efectiva, seguida de la gastrectomía tubular y la banda intragástrica”. Es más, se sabe que en los pacientes intervenidos mediante bypass gástrico y gastrectomía tubular, el éxito de reducción de peso es superior que en la colocación de la banda gástrica. “No obstante, todas las técnicas presentan resultados que oscilan entre buenos y excelentes”, puntualiza este experto. En cualquier caso, la elección entre los distintos procedimientos quirúrgicos debe basarse siempre en la preferencia del cirujano y los hábitos alimenticios del paciente.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page