ESTÁS LEYENDO...

Normativa pionera sobre tratamiento del tabaquismo...

Normativa pionera sobre tratamiento del tabaquismo en fumadores con EPOC

A pesar de que el abandono del consumo del tabaco se ha demostrado como la intervención más eficaz para frenar el deterioro de la EPOC, el estudio epidemiológico de la EPOC en España (IBEREPOC) de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) y otro desarrollado en Gran Bretaña, confirman que más del 50% de los pacientes que sufren esta enfermedad siguen fumando. La normativa Tratamiento del Tabaquismo en fumadores con EPOC editada por SEPAR es el primer documento científico que, en Europa, aborda ampliamente las estrategias a seguir para ayudar a los pacientes con EPOC a dejar de fumar, la medida con mayor coste eficacia contra esta enfermedad.

El report anual del London Respiratory Team, publicado en enero de 2012, concluyó que en los pacientes con EPOC, el coste por año de vida ganado ajustado a la calidad que tiene el tratamiento con broncodilatadores supera las 10.000 libras (GBP), unos 12.300 euros; mientras que el coste de los tratamientos para dejar de fumar era tan sólo de 2.000 GBP, unos 2.460 euros. El Dr. Carlos Jiménez, coordinador de la nueva normativa y director del programa de Investigación Integrado de tabaquismo en SEPAR, considera que “si tenemos en cuenta que el único tratamiento que se ha demostrado realmente eficaz para detener la EPOC es dejar de fumar; mientras que los otros tratamientos sólo son sintomáticos, consideramos necesario facilitar el tratamiento del tabaquismo en los fumadores con EPOC”.

Mientras que los tratamientos con broncodilatadores están financiados por el Sistema Nacional de Salud en los pacientes con EPOC, los tratamientos anti tabáquicos no lo están ni para este grupo de pacientes. Asegura el Dr. Carlos Jiménez que “ésta es una realidad de difícil comprensión y más en el actual momento de crisis económica. Los neumólogos apostamos por la financiación de tratamientos que científicamente hemos demostrado que mantienen una óptima relación costeeficacia y éste es el caso de los tratamientos anti tabáquicos en el caso de los pacientes que sufren EPOC”.

Diversos estudios demuestran que los fumadores con EPOC tienen unas características específicas de su tabaquismo que los convierten en un grupo de fumadores con especiales dificultades para abandonar esta dependencia. Entre estas características se describe el consumo de un mayor número de cigarrillos diarios que los fumadores sin EPOC; y además, los consumen con un patrón específico: inhalan profundamente el humo del cigarrillo y lo retienen más tiempo en el interior de sus pulmones, además, los niveles de Monóxido de Carbono (CO) en el aire espirado de estos fumadores son más altos que en los fumadores sin EPOC. Asimismo, padecen un grado de dependencia física por la nicotina más elevado y un grado de motivación para dejar de fumar más bajo. La depresión, igualmente es frecuente en este grupo de fumadores, hasta en un 40% de los enfermos. Es más, un estudio reciente ha demostrado que hasta un 20% de pacientes con EPOC que están ingresados en los hospitales españoles consumen tabaco.

Una de las aportaciones de mayor impacto científico que propone esta normativa de SEPAR es establecer que el abordaje terapéutico del tabaquismo debe ser distinto en los fumadores con EPOC de reciente diagnóstico y en los fumadores que sufren una EPOC previamente diagnosticada. Los de reciente diagnóstico son fumadores que no sabían que tenían la enfermedad y a quienes hay que explicar todo lo relacionado con la EPOC y el tabaquismo. Los que ya estaban diagnosticados son fumadores que continúan fumando a pesar de saber que padecen EPOC y que el tabaquismo es su causa principal. Entre el 85% y el 90% de los casos de EPOC son debidos al tabaco y se calcula que entre el 15% y el 20% de los fumadores desarrollarán esta enfermedad.

“Los fumadores con EPOC deben recibir, además de apoyo psicológico, tratamiento farmacológico para dejar de fumar”, considera el Dr. Juan Antonio Riesco, vicepresidente de SEPAR, “el tratamiento farmacológico para dejar de fumar en pacientes con EPOC es fundamental para frenar esta enfermedad, y como hemos demostrado, es además de más eficaz, más económico”. El tratamiento del tabaquismo en estos fumadores consiste en la combinación de terapia cognitivo-conductual (TCC) y tratamiento farmacológico. La utilización de TSN (Terapia Sustitutiva de la Nicotina), bupropión y vareniclina en estos pacientes es una recomendación consistente con calidad de evidencia alta.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page